Menú Buscar
Varios aviones de Ryanair en la pista de un aeropuerto / EP

Ryanair retrasa “unos días” el polémico cobro de los equipajes de mano

Los responsables de la aerolínea mantienen que los pasajeros están encantados con la nueva política, que ya ha sido prohibida en Italia

02.11.2018 14:22 h.
4 min

Ryanair ha anunciado este viernes que retrasa unos días el inicio de la facturación de una de las medidas más polémicas que ha emprendido en los últimos tiempos, el cobro por el equipaje de mano. De forma oficial, la aerolínea irlandesa asegura que concederá un “periodo de gracia” para que los pasajeros se acostumbren a abonar el coste de los bultos que se suben a bordo.

Se empezó a cobrar el 1 de noviembre. La dirección del grupo mantiene que sus usuarios están encantados con este cambio. En una entrevista a la cadena pública irlandesa RTE recogida por Europa Press, el responsable de marketing de la low cost, Kenny Jacobs, afirma que los “comentarios” que han recibido de los “clientes y de los pasajeros de ayer fueron positivos”.

¿Más rapidez?

Justifica la buena acogida por “acelerar la seguridad y agilizar los controles” de los paquetes que entran en la cabina. También explica que en los primeros días en que debería haber entrado en vigor la nueva normativa de Ryanair se siguen formando colas en algunos aeropuertos. Ha puesto como ejemplo el de Stnsted, en Londres, donde los responsables de las puertas de embarque han dejado pasar a viajeros con maletas que no habían facturado.

Precisa que los trabajadores han seguido las recomendaciones de la dirección de la aerolínea. Por ahora no se sabe en qué fecha en concreto se cesará con esta permisividad. Ya han surgido voces críticas que indican que es muy poco probable que esta medida frene las colas si al final se debe proceder al cobro de bultos dentro de la aeronave.

Pugna con los reguladores

Jacobs ha dejado claro en su entrevista que el cambio en la política de maletas a bordo es “justo” y “transparente”. Manda de esta forma un mensaje directo a las autoridades de la competencia de ciertos mercados, como el italiano, que ha enmendado la iniciativa. El regulador ha explicado que el sobrecoste debería estar incluido en la tarifa estándar, por lo que entiende que una facturación posterior supone una “representación falsa del precio real del billete”. Es decir, que es un engaño al consumidor.

Ha prohibido el cobro en los aeropuertos del país tanto a Ryanair como a Wizz Air, la low cost húngara que también se apuntó a la modificación de las políticas de equipaje.

Anuncio previo

La aerolínea irlandesa, liderada por Michael O’Leary, anunció que a partir del 1 de noviembre cobrará entre seis y ocho euros por cada maleta de mano que se suba a bordo. Sólo permite a los pasajeros llevar una “pequeña bolsa personal”. Su tamaño debe ser lo suficiente reducido para caber bajo el asiento delantero. Se desconoce en qué fecha exacta se iniciará la facturación.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información