Menú Buscar
Pasajeros desembarcando de un vuelo de Ryanair / EP

La restricción de maletas de Ryanair retrasa sus propios vuelos

El personal de tierra de la aerolínea alerta de "caos" por "falta de personal" en el primer día de las nuevas limitaciones de equipaje en cabina

3 min

La restricción de maletas de Ryanair retrasa sus propios vuelos. El personal de tierra de la compañía del aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez ha denunciado "caos" por "falta de plantilla" en el primer día de limitaciones de equipaje en cabina.

Según empleados de Lesma Aviation, empresa que opera el servicio de handling de maletas en el hub aéreo capitalino, la nueva política genera retrasos que van de los tres a los diez minutos por vuelo.

"Las demoras se han podido camuflar por la mañana, cuando Ryanair tiene a más personal en operación. Por la tarde, cuando hay menos plantilla, esos retrasos aumentarán, ya que de 40 a 60 maletas hemos pasado a más de 120", han indicado fuentes sindicales.

Denuncia en Inspección

Hay más. Los empleados de Lesma interpondrán hoy una denuncia ante Inspección de Trabajo por el volumen extra de carga de trabajo que les supone el cambio de política de equipajes.

Sostienen que incurren en riesgo de lesiones al tener que portear hasta las cintas el doble de bultos.

"Pensaron en los costes para el pasajero --cinco euros la reserva previa de una segunda maleta facturada, cincuenta el incumplimiento--, pero no en poner más trabajadores para el doble de piezas", han indicado.

"Un éxito"

En un comunicado, Ryanair ha insistido en que "estamos encantados de lanzar nuestra nueva política de equipajes, que se ha puesto en marcha con éxito y creemos que acelerará el proceso de embarque de nuestros vuelos, eliminando los retrasos".

"Además --ha continuado--- nuestra nueva política para el equipaje facturado ofrece una tarifa reducida para las maletas facturadas, con un incremento del 33% en el tamaño permitido de las mismas"

"Aquellos pasajeros con embarque prioritario, que puede ser añadido a la reserva por tan solo cinco euros, podrán traer dos bultos a bordo. El resto de pasajeros seguirán disfrutando de la franquicia gratuita de dos bultos de mano por pasajero, y su bulto más voluminoso se bajará a la bodega, sin coste adicional, en la puerta de embarque”.