Menú Buscar
Un avión de Ryanair en el aeropuerto ucraniano de Kiev / EFE

Ryanair gana un 21% menos en el último trimestre

El abaratamiento de los billetes y las mejoras salariales afectan a la cuenta de resultados de la compañía 'low cost'

29.07.2019 09:29 h.
3 min

El beneficio de Ryanair, la aerolínea irlandesa de vuelos económicos, cayó el 21% en el primer trimestre de su ejercicio fiscal --de abril a junio--, hasta los 243 millones de euros, como consecuencia del abaratamiento de los billetes y el aumento de los costes de plantilla.

La compañía también atribuyó el descenso en sus ganancias al encarecimiento del combustible, si bien estos resultados están en línea con las previsiones anteriores, según explicó en un comunicado su consejero delegado, Michael O'Leary.

Más ingresos y tráfico

Los ingresos alcanzaron los 2.310 millones, el 11% más que en el primer trimestre de 2018, mientras que el tráfico de pasajeros subió hasta los 41,9 millones, el 11% más.

El incremento de los viajeros estuvo propiciado, en parte, por una bajada del 6% en el precio de la tarifa área, cuyo coste medio fue de 36 euros, pero esa caída se vio compensada por un crecimiento del 27% en los ingresos auxiliares, que incluyen las ventas a bordo, recargos por equipaje o de embarque con prioridad.

Ganancia por pasajero

"En consecuencia, los ingresos por cada pasajero (RPP, sus siglas en inglés), se mantuvieron más o menos sin cambios en los 55 euros", señaló O'Leary.

Pese a la caída de los beneficios, Ryanair mantiene su pronóstico de resultados para el resto del año fiscal, que concluye el 31 de marzo de 2020, cuando prevé que ganará entre 750 y 950 millones.

La aerolínea líder en Europa del sector de bajo coste ya advirtió este mes de que el retraso en la entrega de aviones Boeing 737 MAX por parte del fabricante estadounidense provocará "recortes y cierres" en algunas bases de operaciones europeas durante el próximo invierno y el verano de 2020.

Impacto de la flota 

O'Leary estimó que la medida reducirá el crecimiento de la compañía en el verano de 2020 del 7% al 3%, por lo que el tráfico anual de pasajeros podría caer de los 162 millones previstos hasta ahora a los 157 millones.

Había diseñado la temporada veraniega de 2020 con una flota adicional de 58 aviones MAX200s, frente a los 30 previstos ahora, si bien este número puede "subir o caer aún más", en función de "cuándo volverá a entrar en servicio el B737 MAX", precisó O'Leary.

 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información