Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Elena Cabrera, 'country manager' de Ryanair; con Dara Brady, director digital, en Barcelona hoy / CG

"Hemos vuelto": Ryanair superará el verano récord de 2019 en Cataluña

La aerolínea operará un 4% más de capacidad en la región que antes del Covid, aunque exige "impuestos bajos" para seguir invirtiendo

6 min

Ryanair superará la capacidad operada en Cataluña en 2019 el próximo verano. La aerolínea irlandesa crecerá un 4% en la región durante la temporada alta del ejercicio en curso, rebasando el nivel de actividad que logró antes de la pandemia del coronavirus. Ello lo hará poniendo a la venta más de 100 rutas en Cataluña, seis de ellas nuevas, aunque atando ese crecimiento a que "no suban las tasas aeroportuarias y, por lo tanto, los costes". 

En una presentación hoy, el director digital de la compañía aérea de bajo coste, Dara Brady, ha anunciado por todo lo alto en Barcelona que "Ryanair ha vuelto", y lo ha hecho "desde ya mismo", pues en verano superará el nivel de actividad de 2019, pero es que la recuperación por encima del nivel de tres años atrás "se dará en marzo y abril". 

Cien rutas, seis de ellas nuevas

¿Qué credenciales presenta la aerolínea low cost para el verano de 2022 en la autonomía? Hasta 103 nuevas rutas aéreas, seis de ellas nuevas. Son los enlaces entre Barcelona y Fráncfort (Alemania), La Palma --ruta que emula a la de Vueling--; Lviv (Ucrania) y Perugia (Italia), y entre Girona y Helsinki (Finlandia) y Nuremberg (Alemania). 

Ello arroja un valor de 1.500 millones de euros de la presencia en el país, con un total de 15 aviones, y una creación de empleo neta de 450 empleos y otros 6.600 indirectos. Ello podría crecer en el futuro con la asignación de nuevos B737 Max a España, "muy posible", según la operadora. La decisión de destinarlos o no al país se tomará en la segunda mitad de año, según lleguen los pedidos. 

Mercado casi normalizado

Globalmente, Ryanair prevé un 2022 casi normalizado en términos de vuelos de bajo coste. "Muchas aerolíneas quebraron o necesitaron rescates gubernamentales durante la pandemia, pero no es el caso de Ryanair. Somos diferentes y saldremos de la pandemia con mayor tamaño y un pedido de los B737 Max, llamados gamechanger, que nos harán más verde y que nos permitirán tener más capacidad", ha descrito Dara Brady, director de Marketing y Digital. 

¿El virus no ha terminado con los viajes de bajo coste? "En absoluto, mírennos a nosotros. La prioridad es recuperar el turismo, y ello será especialmente importante en Europa, por cuanto los viajes domésticos regresarán mucho antes aque el tráfico intercontinental", ha agregado el directivo. 

Cargan contra Air Europa

Por lo tanto, la receta Ryanair de vuelos baratos a Cataluña y Barcelona continuará, más fuerte si cabe tras la enfermedad. Como también siguen las críticas de la aerolínea a las Administraciones públicas, a las que afean "haber rescatado a Air Europa, una aerolínea relativamente pequeña y cuyo tráfico, que es de largo radio, no se recuperará a largo plazo". 

Esa censura se extiende a resto de aerolíneas de bandera como Lufthansa, alemana, o TAP, portuguesa. "Los rescatan aunque saben que tienen las manos atadas de cara a los próximos dos años. No tendrán margen para crecer u operar, pues sus cuentas están muy cargadas. Nosotros somos distintos", ha defendido Elena Cabrera, country manager de la compañía en España desde 2021. 

Piden menos tasas

La habitual locuacidad de los directivos de Ryanair ha llegado, como en ocasiones anteriores, a Aena. Al gestor aeroportuario semipúblico le piden que no suba las tasas aeroportuarias para recobrarse de las pérdidas de la pandemia. Argumenta la cúpula de la aerolínea que "Cataluña y el resto de España tiene que competir con países como Italia o Croacia, que están siendo muy prudentes con los impuestos". 

Brady, muy claro en sus palabras, ha alertado a la empresa que comanda Maurici Lucena contra "la tentacion de trasladar a las aerolíneas las pérdidad que ha sostenido durante la caída de tráfico aéreo". De mantener los costes bajos depende, según Ryanair, su "enorme contribución al turismo español", respecto al que la aerolínea irlandesa, dicen, es un contribuyente "sin igual".