Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una aeronave de Ryanair despegando en el aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat / EFE

Ryanair entra en la guerra de vuelos entre Barcelona y Escandinavia

La aerolínea de bajo coste anuncia una nueva ruta a Billund, segundo aeropuerto de Dinamarca, desafiando a Norwegian y Vueling

3 min

Algo se mueve en el mercado aéreo escandinavo. La crisis de Norwegian Air Shuttle ha despertado el apetito de las aerolíneas rivales. Una de ellas, Ryanair, ha anunciado que abrirá en julio un enlace entre Barcelona y Billund, segundo aeropuerto de Dinamarca tras Copenhague. La conexión, con dos frecuencias por semana, se suma al reciente anuncio de Vueling de que estrenará cuatro rutas en el norte de Europa, una de ellas, precisamente, a Billund. 

Lo ha comunicado Ryanair en una nota de prensa, en la que precisa que la operadora irlandesa iniciará operaciones entre el aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat y esta ciudad nórdica el próximo 1 de julio. El lanzamiento de la conexión viene aparejado a una oferta de derribo: los vuelos cuestan 14,99 euros hasta el 21 de febrero. Sirve a la comunidad que vive en Aarhus, segunda ciudad danesa, pero no tanto a la capital, a la que es más fácil acceder desde el primer aeropuerto del país o, antes de la pandemia, desde Malmö, en Suecia. 

Vueling apuesta por el norte de Europa

Sea como fuere, la operadora entra a competir en esta plaza con Vueling, que avanzó esta semana que abre la misma conexión entre la capital catalana y el segundo aeropuerto danés. Será a partir del 18 de junio y con frecuencias los lunes y viernes.

Además, la compañía aérea que preside Marco Sansavini apostará esta temporada de verano por otras urbes norteeuropeas. ¿Cuáles? Gotemburgo (Suecia), que abrirá el 11 de junio con dos cuelos semanales los viernes y domingos; y Bergen y Stavanger, en Noruega, que arrancarán el 19 y 20 de julio con una operación por semana: los sábados la primera y los domingos la segunda. 

La crisis de Norwegian sacude el mercado

Los movimientos de las aerolíneas de low cost se producen en un contexto marcado por las dificultades de Norwegian Air Shuttle, la aerolínea noruega que hasta ahora controlaba este mercado. La compañía, que también opera Billund desde Barcelona, se encuentra en un proceso de restructuración que ha llevado a desmantelar su base de vuelos de largo alcance y bajo coste en El Prat. 

No obstante, la firma que dirige Jacob Schram promete centrarse en su mercado natural: Europa septentrional. Antes de que ello ocurra, los rivales han comenzado a abrir vuelos a destinos situados en este territorio y que hasta ahora estaban bajo su control. Pretenden arañar cuota de mercado a un grupo que ahora está sumido en problemas. El mercado decidirá si lo logran.