Menú Buscar
Roger Guasch, director general corporativo del RCD Espanyol, en la entrevista en la Cadena Cope

Roger Guasch: “En el Espanyol la gestión era más personal que profesional”

El directivo del RCD Espanyol señala que el club tendrá una sede social en el centro de Barcelona para atraer a aficionados al fútbol sin etiquetas políticas

12.01.2019 17:48 h.
7 min

La gestión de un club que tiene ya una fuerte personalidad no es algo fácil. Roger Guasch, un ejecutivo que ha trabajado en diferentes organizaciones y empresas, desde Chupa Chups al Liceu, lo sabe bien. Es director general corporativo del RCD Espanyol de Barcelona, y tiene el reto de remontar una situación social complicada, con una pérdida de socios constante, unos 1.800 abonados por año, como él mismo señala. Su intención es darle la vuelta, con la idea de que el Espanyol debe transformarse en un equipo de fútbol sin más connotaciones, capaz de atraer a un nuevo público que disfrute del deporte, como un espectáculo. Por ello, considera que en el club, “la gestión era más personal que profesional”. Es decir, que “había cosas que respondían más a voluntades personales que a una gestión profesionalizada”.

¿Un dardo a las anteriores directivas, a las formadas por unas pocas familias de Barcelona que gestionaron el equipo de fútbol como algo propio? Guash huye de confrontaciones. Lo que reclama es que se deje trabajar a los nuevos responsables y que “poco a poco la gente irá viendo como la fidelidad tiene sus beneficios”.

Círculo virtuoso

El directivo de Espanyol, que cree en el propietario, el chino Chen Yansheng, con un proyecto a largo plazo, defiende la decisión de la subida de los abonos, pero admite que se deberán retocar para determinados colectivos y en función de la edad. “Estamos en ello”, señala en una entrevista en el programa Converses de la Cadena Cope. Una de esas circunstancias que ha enojado a muchos socios es el encarecimiento del abono entre los 26 y 27 años, que es cuando se pasa de joven a adulto, según el club, que significa un aumento considerable. O también respecto a los mayores de 75 años.

Pero lo que pretende Guasch es poner en pie un proyecto ambicioso que logre un círculo virtuoso. Uno de los objetivos es tener una sede social en el centro de Barcelona, una especie de flagship que insista en que se trata de un equipo de fútbol de Barcelona, al mismo tiempo que se potenciará que sea la referencia en todo el entorno de Cornellà-El Prat. Esa mayor presencia, con un crecimiento social, posibilitará más recursos y, por tanto, más inversión en el área deportiva, para alcanzar ese horizonte: un equipo fuerte que compita deportivamente, algo que no sucede en los últimos diez años, convertido el Espanyol en un equipo de media tabla para abajo, sin alicientes, ni para lograr plazas europeas, ni con un peligro inminente para bajar a Segunda División.

Chen Yansheng (Espanyol) durante la rueda de prensa en el RCDE Stadium / EFE

El presidente del Espanyol, Chen Yansheng

Como en Londres

Guasch lo ejemplifica con un viaje a Londres. “Uno, cuando viaja a Londres un fin de semana sabe que podrá ver, si quiere, un partido de fútbol de la Premier League. Sabe que en la ciudad hay varios equipos, y que se lo pasará bien y asistirá a un buen espectáculo. En el caso de Barcelona, hay muchas personas, extranjeros y profesionales que viven en la ciudad, que creen que hay partidos de fútbol de la Liga sólo cada quince días, que es cuando juega el Barça”.

Es decir, lo que pretende la nueva directiva del Espanyol, que se siente enamorada del entrenador, Rubi, es darle la “máxima visibilidad” al club, insistiendo en que es un equipo “de Barcelona”. Guasch lo tiene claro: “Si no tienes marca, cuesta vender”. En la camiseta del equipo se incluirá la inscripción “RCD Espanyol BCN”, y se buscará una presencia en “corners de ciertos lugares de Barcelona y en el mismo aeropuerto para que la gente que llegue a la ciudad vea que hay un club que se llama Espanyol”.

Niños y colegios

Una de las tareas urgentes es enganchar a los niños con el equipo. Todos viven por Messi, y eso es un problema para el Espanyol, que ha dejado de tener referentes deportivos, como fue en su momento Tamudo, o, recientemente Gerard Moreno. Una de las propuestas es facilitar experiencias interactivas antes de los partidos para los más pequeños, y actividades en los propios colegios. Lo que se pretende es que se pueda decir alto y claro que alguien puede ser del Espanyol “simplemente porque se desea ser, sin justificar nada”. 

Pero eso seguirá siendo un problema, para empezar por el propio nombre del club, en un momento político complicado en Cataluña. En los últimos meses proliferan aglomeraciones ante el estadio del Espanyol, con fuerte presencia de banderas españolas, pero también con esteladas. El club quiso imponer la sola presencia de banderas blanquiazules, pero se ha demostrado que existe una polarización cada vez mayor. “Quién quiera acercarse al club con un objetivo político se equivoca, porque se respetan todas las opiniones y todos los sentimientos, pero es cierto que estamos en un país donde desgraciadamente te politizan”, señala Guasch, que ha desmentido, como le critican en las redes sociales que sea del Barça o que no esté identificado con el club. “Soy socio, con mi hijo, del Espanyol”, asegura, pero insiste en que su tarea no debe responder a una pasión, como uno de los máximos gestores del club.

Accesos al estadio

Otra de las próximas decisiones de Guasch será hallar una solución, junto con todas las administraciones involucradas, para facilitar el acceso del público al estadio, en Cornellà-El Prat, otra de las quejas de los socios y aficionados, junto con los constantes cambios en los horarios.

Y otra de las apuestas será la incorporación del equipo femenino del Espanyol al estadio. El club trabaja para que el fin de semana del 20 al 21 de abril el Espanyol femenino juegue el partido de la Liga Iberdrola contra el Atlético de Madrid en el estadio de Cornellà-El Prat.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información