Menú Buscar
Asistentes de una edición pasada del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona / CG

Los 'descuideros' del Mobile: "Hay mucho ejecutivo con la mano larga"

Mossos d'Esquadra y empresas de seguridad blindan la feria del móvil de Barcelona para minimizar los robos: sólo hay cien hurtos cada año

6 min

Son los 'descuideros' del Mobile World Congress (MWC), ejecutivos "con la mano larga". Así los describe una fuente del sector de la seguridad que participa estos días en la preparación de la feria del móvil que arranca el lunes en Barcelona. Lo hace en coordinación con Mossos d'Esquadra y las empresas de vigilancia, que se esmeran para minimizar los robos dentro del recinto. Y lo consiguen: sólo hay cien cada año contra 108.000 visitantes.

Preguntado por la cuestión, una portavoz de los mossos en el Área Metropolitana Sur recuerda que la policía autonómica anotó 148 denuncias en el marco del Mobile. De estas, 105 fueron dentro del recinto de Fira de Barcelona en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona). "El 91,22%, hurtos", aclara. Oficialmente, los Mossos subrayan que garantizan la seguridad en el exterior e interior del congreso, donde tienen una police station y patrullas uniformadas y de paisano. Este año, como informaron, incorporarán drones para patrullar el espacio aéreo.

"Ejecutivos con la mano larga"

Con el cielo vigilado por la policía autonómica, la batalla por la seguridad se librará de forma silente en los pabellones del MWC. En este terreno, los funcionarios se coordinan con las empresas de seguridad Sp4 y Securitas, encargadas de velar por la vigilancia de estands e infraestructura, respectivamente.

David Muñoz, del Grupo de Empresas Sp4, recuerda que movilizan a unos 190 efectivos durante la feria para vigilar los montajes de las grandes y pequeñas marcas. "Ofrecemos flexibilidad. Paquestes de vigilancia disuasoria de día y noche con profesionales adaptados: hay enseñas que piden personal que hable inglés, y se lo proveemos", enumera. ¿Contra qué bregan estos profesionales? "Mayormente, robos. No hay muchos, se mantienen bajo mínimos. Pero si una gran marca deja sus dispositivos electrónicos de última tecnología de noche en el estand, es normal que los quieran vigilados. Y de día, hay muchos directivos con la mano larga. Cobra mucho al mes, sí, pero si ve un móvil de última generación quizá se le pasa por la cabeza cogerlo. Nuestra tarea es impedirlo", recuerda.

"Hay gente vetada en el Mobile"

Otra fuente del sector de la seguridad confirma las palabras de Muñoz. "Las incidencias durante el Mobile son las típicas de una gran concentración humana: un puñado de hurtos y algún pequeño accidente médico: mareos o incluso infartos", explica. Subraya la "extraordinaria movilización" que hacen tanto mossos como las empresas adjudicatarias para blindar los pabellones. "No hay nada igual. Los controles son férreos y duros", aclara.

mobile robos hurtos world congress

Un estand de eBay en una edición pasada del Mobile World Congress (MWC) / CG

¿Hay gente vetada en la feria del móvil? "Evidentemente. Los controles de acceso cotejan los datos con los que manejan los Mossos d'Esquadra. Y hay gente que tiene prohibida la entrada por su peligrosidad", agrega. ¿Disuade ello a los carteristas? "No. Hay profesionales de lo ajeno que sólo hacen ferias. Olvidan el Metro y van a los congresos para tratar de llevarse carteras, ordenadores portátiles o móviles. Suelen ser de nacionalidad española, aseados y en traje". ¿Cómo los detectan? "A simple vista, los profesionales los calan. Unos zapatos más baratos que el traje, o un cinturón que no encaja pueden ser indicios para balizar a un asistente", avisa.

Directivos escoltados

Todas las fuentes consultadas han hecho hincapié que ni los atentados yihadistas de agosto de 2017 en Cataluña ni el desafío independentista de otoño han impactado sobre la seguridad del Mobile. "Es la misma que otros años", señalan. ¿Hay preocupación entre los directivos extranjeros? "No. Quieren escolta para los más altos, claro está, pero la labor es más de acompañamiento. Trasladarse junto al ejecutivo todo el día hasta que cene y acabe en el hotel. Que no se pierda por la ciudad. Y saber dónde están los hospitales o consulados por si lo necesita", explica.

Estas labores de acompañamiento se pagan. "Los que lo tienen claro son las empresas de telefonía y tecnología de Estados Unidos y Reino Unido. Quieren lo mejor para que sus directivos estén seguros y vigilados. No escatiman en presupuesto. ¿El resto de firmas? Suelen vigilar más el presupuesto en seguridad personal. Pero igualmente, el MWC requiere sólo escolta básica, no agresiva. Los riesgos son mínimos", remachan.