Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El río Anoia a su paso por Martorell (Barcelona) / WIKIPEDIA

Un robo de gasóleo provoca un vertido tóxico en el río Anoia

El sabotaje de un oleoducto gestionado por Exolum a su paso por Castellví de Rosanes pone en alerta a la ACA y los Mossos

3 min

La Agencia Catalana del Agua (ACA) y los Mossos d'Esquadra están en alerta por un vertido en el río Anoia provocado por un robo de gasóleo en un oleoducto cercano. El suceso ha sido confirmado a este medio por la policía, que en estos momentos mantiene abierta una investigación sobre los hechos bajo la coordinación de la URMA (Unidad Regional de Medio Ambiente).

Por su parte, un portavoz de la ACA ha relatado que el pasado lunes se registró un aviso por la mañana de que en el torrente de los Ángeles, afluente por el margen derecho del Anoia, descendía "agua verdosa con olor de disolventes o gasóleo, justo al lado del polígono de Castellví de Rosanes".

Situación bajo control

Fue el mismo lunes por la tarde cuando se confirmó que el combustible procedía del conducto que explota Exolum, antigua CLH. Sin embargo, como han subrayado todas las fuentes consultadas incluyendo la empresa transportadora, el vertido se originó como consecuencia de un sabotaje de terceros y no de un fallo técnico achacable a la compañía.

De hecho, Exolum ya ha tomado medidas para controlar la contaminación en el medio acuático, incluyendo la instalación de un dique de contención en el torrente para retener los residuos tóxicos y posteriormente retirarlos, como ha señalado un portavoz del grupo. Exolum gestiona un oleoducto que transporta gasóleo con queroseno desde Tarragona hasta El Prat de Llobregat.

1024px Riu Anoia vist des de la passera (la Pobla de Claramunt)
Río Anoia a su paso por Pobla de Claramunt / WIKIPEDIA

Robos infrecuentes

"Desde el lunes por la tarda no hay vertido en el medio", incide la ACA. Como medida preventiva, la agencia ha avisado a los municipios ubicados corriente abajo. Acerca de la posible afectación sobre el entorno, por el momento el organismo explica que "no han aparecido peces muertos ni se ha visto ninguna afectación en la flora ni en la fauna".

Aunque ayer se realizaron nuevas inspecciones tanto en el Anoia como en el río Llobregat para evaluar el estado de la situación. Por su parte, Mossos ha detallado que este tipo de pinchazos son infrecuentes, a diferencia de la usurpación de cobre y otros metales en infraestructuras públicas.