Menú Buscar
Un 'rider' durante una jornada laboral

‘Riders’: Telepizza y Domino’s se ajustan a la ley laboral en contraposición a Deliveroo y Glovo

El sistema de repartidores que trabajan para una empresa alcanza una mayor empatía social que aquel que promueve un modelo de falsos autónomos

2 min

Las entregas a domicilio realizadas por los riders, externos a los restaurantes, se ha convertido en un factor tóxico, ya que pone en peligro la continuidad del negocio. Así lo demuestra el Instituto de Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada en un estudio sobre las perspectivas de futuro de los diferentes sistemas de reparto a domicilio.

La polémica se ha desatado hace ya varios meses por las condicione de trabajo y el estatus laboral de plataformas como Deliveroo, Ubereats, Stuart o Glovo. Según el informe, todas ellas utilizan a los riders como trabajadores autónomos, a pesar de que Inspección de Trabajo les atribuye una relación laboral dependiente.

Empatía social

El Instituto Coordenadas se centra en analizar el impacto que tiene la visualización de las condiciones en las que realizan sus tareas los repartidores. Si no hay cambios en el modelo, “puede acabar por condenar a la desaparición este tipo de negocios, al menos en el espacio europeo”, según el estudio.

En el otro extremo de las plataformas de economía colaborativa, se encuentra la viabilidad de modelos de reparto que han puesto en marcha empresas como Burger King, Telepizza, o Domino’s, que integran en sus estructuras laborales a los repartidores. Esto posibilita la plenitud de derechos y la ausencia de riesgos laborales, según Coordenadas.

Al contrario del modelo rider, el estudio señala que el "modelo Telepizza" acumula una mayor “empatía social” al ser considerado como un espacio adecuado para el desarrollo de iniciativas de empleo estudiantil o fuente complementaria de ingresos.