Menú Buscar
Turistas rusos con camisetas en las que se ve la imagen del presidente de su país, Vladimir Putin.

El rey del turismo ruso en España muda de piel para sobrevivir a Putin

Iberostar convierte a NT Incoming en World2Meet en plena sequía de turistas del Este

Ignasi Jorro
20.05.2016 00:00 h.
3 min

El turoperador líder en turismo ruso en España muda de piel para sobrevivir a la crisis turística provocada por el presidente ruso Vladimir Putin. La hotelera española Iberostar ha fulminado la histórica marca NT Incoming y la ha convertido en World2Meet, una marca menos dependiente de la llegada a España de visitantes de países del Este de Europa.

La nueva enseña, presentada en febrero, se formalizó ante los reguladores mercantiles el jueves. La plataforma une la firma que presidía Joan Pascual y New Travelers, una agrupación que el operador creó con Natalie Tours para diversificar mercados. 

Golpe de timón

El cambio mercantil se lee en clave de supervivencia en el sector. "Para 2016 se había anunciado el retorno del turismo ruso a España, pero la temporada ha empezado mal", explican fuentes del sector vacacional.

Así, el impulso de W2M amortiguará el golpe a la estructura de Iberostar que supone haber engullido un turoperador que trabaja con un mercado que está bajo mínimos. "Hay tres motivos tras este ciclo bajista: las dificultades con los visados, el cambio entre rublos y euros y dólares y la falta de competitividad de España", agregan las mismas fuentes.

Cambiar lo que hacía siempre

En efecto, un turista ruso que viaja a España está pagando por plaza un 30% más de lo que le costaría, por ejemplo, un tour por la India. "NT Incoming era fuerte en traer rusos a zonas como la Costa Brava o Baleares. No puede seguir haciendo lo de siempre con caídas de entradas de doble dígito", alerta un profesional de la industria.

Cabe recordar que Iberostar facturó 1.847 millones de euros en 2015, un 29% más. Las dos nuevas sociedades debían inyectar 250 millones más a esa cifra de negocio. Con el cambio de imagen la cadena hotelera balear se asegura la estabilidad de esa cifra y que la aportación no caiga por factores exógenos.