Menú Buscar
El Rey Felipe VI, en la cumbre de la CEOE, junto a la vicepresidenta Nadia Calviño y Antonio Garamendi / EP

El Rey apoya el papel de los empresarios y pide no perder “tiempo” para la reconstrucción

El jefe del Estado reclama que se tenga ambición “estratégica” en la cumbre de la CEOE porque España “se juega mucho” en el mercado global

3 min

El Rey Felipe VI, en la cumbre de la CEOE, ha realizado una defensa cerrada del papel de los empresarios para ayudar a la salida de la crisis, con un llamamiento claro a que se reaccione con celeridad, “sin perder tiempo y con la ambición estratégica de lograr siempre mayores cotas de bienestar, de prestigio e incluso de liderazgo”. El jefe del Estado ha insistido en que España “se juega mucho” en un momento en el que todos los países se moverán rápido para no perder cotas de influencia en el mercado global.

En la clausura de la Cumbre Empresarial de la CEOE, con la participación de la vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, y del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, el jefe del Estado ha incidido en el “constante esfuerzo y desvelo” del empresariado español por impulsar la economía y el tejido empresarial “en todas las circunstancias” y más en este momento de incertidumbre.

Severidad de la crisis

Con las negociaciones abiertas, pero con la intención de llegar a un acuerdo en las próximas horas entre los agentes sociales y económicos para extender los ERTE hasta el mes de septiembre y más allá para algunos sectores, la posición del monarca se entiende como un apoyo claro a concretar el máximo número de pactos posibles.

El Rey Felipe ha señalado que los empresarios “son perfectamente conscientes” de la severidad de la crisis actual, y de su carácter global, y que será necesario abordarla “con una perspectiva europea y con visión de corto, medio y también de largo plazo”.

Pero, ¿dónde se debe situar el mayor esfuerzo? A juicio del jefe del Estado, todos los sectores son importantes para salir de la crisis, pero ha mencionado el turismo, la automoción, el transporte, la construcción, la energía, el sector agroalimentario, el financiero, el comercio y las infraestructuras. “Estoy seguro de que la sociedad española valora vuestros mensajes –los de la CEOE—encaminados a propiciar una recuperación en todos los ámbitos que ayude a la iniciativa privada y que contribuya al fortalecimiento de la actividad económica en la tarea de volver a la senda del crecimiento y la prosperidad”, ha señalado Felipe VI.