Menú Buscar
Auxiliares de seguridad con chalecos reflectantes desalojando a un espectador del Campo Nou, estadio del FC Barcelona / EFE

Revuelta de 'chalecos amarillos' en casa del Barça, Espanyol y Girona

Denuncia contra los tres clubes para liberar a los vigilantes de seguridad de la obligación de llevar petos reflectantes

3 min

Revuelta de chalecos amarillos en casa del FC Barcelona, RCD Espanyol y Girona FC. Un sindicato ha denunciado a los tres clubes para tratar de liberar a los vigilantes de seguridad de la obligación de llevar petos reflectantes en los tres estadios.

La queja, que se está vehiculando mediante conflictos colectivos con los tres equipos, se basa en diversas premisas. "La más grave de todas es que vulnera la Ley 5/2014 de Seguridad Privada. El texto fija que el personal de seguridad debe llevar equipos de protección individual (EPIs) para desempeñar su labor. Los chalecos de alta visibilidad se reservan para los puestos en los que hay circulación de vehículos", explicó ayer un portavoz de ADN Sindical, la agrupación que ha interpuesto la reclamación. La entidad agrega que este complemento "resta capacidad de reacción en alteraciones de orden público en el interior de los campos" y que no siempre "se dan los tallajes adecuados" al personal, lo que resta "profesionalidad".

Clubes: "Obligados por un reglamento"

Preguntados por la cuestión, los dos mayores clubes denunciados, el FC Barcelona y el RCD Espanyol, han dado respuestas distintas a las peticiones informativas de este medio. La portavocía de los azulgrana no ha contestado. Por su parte, el undécimo clasificado en la edición de La Liga de este año ha indicado que se trata de un asunto que concierne a las empresas concesionarias de la seguridad. "Los clubes tenemos un rol secundario en este conflicto", ha abundado.

Fuentes no oficiales del Barça sí han precisado que los chalecos se usan tanto en la competición nacional como en la Liga de Campeones "con arreglo a un reglamento televisivo firmado con las competiciones". Asimismo, han defendido el uso de la prenda con el argumento de que "ayuda a la visibilidad de los vigilantes en caso de evacuación urgente de un estadio".

Unos 400 sólo en el Camp Nou

Cabe recordar que el colectivo de vigilantes de seguridad está externalizado en los tres casos: el del Barça, el Espanyol y el Girona. Los tres clubes de primera manejan una cifra cercana a los 500 profesionales en sus estadios, con el Camp Nou, el mayor de los recintos, copando la mayor parte del personal, con unos 400 efectivos. A esta cifra hay que añadirle los auxiliares de seguridad, la plantilla que sí está obligada a llevar chalecos reflectantes y cuya labor es ayudar a los espectadores e indicar salidas de emergencia, aseos y demás instalaciones.

Pese a esta diferenciación, los dos conflictos colectivos que se iniciaron en el Servicio de Conciliaciones de la Consejería de Trabajo ayer jueves, 21 de junio, acabaron sin acuerdo. El próximo paso será la demanda judicial contra los tres clubes.