Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una casa de lujo en la ciudad de Chicago, EEUU / ENGEL & VÖLKERS

La revolución de los 'Henry', los jóvenes ricos que venden su casa para viajar

Los 'millenials' que cobran más de 250.000 euros acaparan la venta de propiedades de alta gama

3 min

Los jóvenes más pudientes están acaparando el mercado de compraventa de viviendas de lujo en Estados Unidos. Entre ellos, destacan las nuevas generaciones de los Henry, acrónimo que en inglés corresponde a personas de altos ingresos (entre 90.000 y 222.000 euros, aproximadamente) pero que aún no son ricas.

Según un nuevo estudio de la inmobiliaria Engel & Völkers, un 83% de este colectivo ya posee al menos una vivienda y casi la mitad estaría dispuesto a venderla para viajar por todo el mundo y vivir experiencias únicas. Las nuevas tecnologías y los modelos de trabajo flexibles que han proliferado durante la pandemia del Covid han acentuado esta tendencia.

Los ricos se mudan

Sin embargo, más allá de esta moda pija y aventurera entre los Henry, quienes de verdad van a protagonizar, según las previsiones de la inmobiliaria, el mercado de la vivienda en EEUU son los jóvenes que están un paso por encima y que cobran más de 250.000 dólares (unos 222.000 euros). De hecho, se espera que acaparen prácticamente la mitad de las ventas de casas de lujo en el país en 2022.

Un 40% de estos millenials ricos quiere vender su finca para mudarse lejos de las ciudades, un interés al que ha contribuido el cambio cultural relacionado con la pandemia y el teletrabajo. Sin embargo, la mayoría (60%) tiene intención de comprar otra propiedad en zonas urbanas, aunque lo que tienen en común es el deseo de mejorar su calidad de vida a través de un hogar que se ajuste mejor a sus necesidades.

El lujo gana peso

Otra de las tendencias identificadas por el informe es que el mercado residencial va a vivir un aumento de la oferta, ya que un 10% de los propietarios estadounidenses planea vender su hogar.

Los que más incidencia tendrán en esta nueva dinámica serán precisamente los dueños de fincas de lujo. De hecho, se prevé que más de una de cada cuatro casas vendidas en EEUU a lo largo del próximo año tendrán un valor de más de un millón de dólares (unos 887.000 euros).