Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Javier Pacheco, secretario general de CCOO / EP

Revés para Roger Torrent: CCOO se desmarca del Pacto Nacional por la Industria

El sindicato rechaza el documento de Empresa por la "falta de ambición estratégica" e "insuficiente concreción presupuestaria"

4 min

Más problemas en la recta final de las negociaciones del Pacto Nacional por la Industria (PNI). Si la semana pasada era Foment del Treball quien marcaba sus líneas rojas al documento impulsado por la Consejería de Empresa y Trabajo dirigida por Roger Torrent, este lunes ha sido CCOO quien se ha desmarcado del acuerdo.

En un duro comunicado, el sindicato ha mostrado su "preocupación" por la "falta de ambición estratégica" del PNI, así como por la "insuficiente concreción presupuestaria". Según la organización, el Govern ha puesto sobre la mesa 2.800 millones de euros entre gasto corriente, inversión extraordinaria y fondos europeos para los próximos cuatro años, aunque sin una asignación detallada de los recursos, según CCOO.

Presupuesto insuficiente

Pese a que esta cuantía duplica el montante del anterior pacto, que contó con 1.835 millones de euros, se aleja de las demandas de los agentes sociales. Foment del Treball aspiraba a alcanzar los 4.000 millones de euros del plan de desarrollo industrial vasco aprobado en julio del año pasado. Finalmente, la cifra se quedará a medio camino.

CCOO también ha hecho hincapié en la ausencia de palancas transformadoras planteadas por el Ejecutivo catalán, así como en el calendario "demasiado corto" para abordar cambios estructurales al vincularlo a la legislatura en curso. De hecho, la propia negociación del PNI acumula ya casi dos meses de retraso respecto a los plazos iniciales fijados por Torrent, que pretendía tener a punto el acuerdo a principios de enero.

El consejero de Empresa y Trabajo, Roger Torrent

 

 

El consejero de Empresa y Trabajo, Roger Torrent / EP

Falta de medidas transformadoras

"Respecto a los contenidos, la propuesta del Govern mezcla un paquete de actuaciones tractoras y de cambio de modelo con otras medidas de acompañamiento de ayudas y subvenciones a las empresas. Gasto ordinario, en definitiva", denuncia el texto.

Tal y como informó Crónica Global, los agentes sociales temen que Empresa incluya en la agenda industrial iniciativas previstas de antemano por el departamento. Es decir, que se reciclen políticas en vigor en vez de incluir otras nuevas centradas en áreas clave como la digitalización, la sostenibilidad o la economía circular.

Industrias orilladas

CCOO enumera un conjunto de sectores estratégicos que el pacto orilla en su redactado: "El estado actual de las negociaciones apunta a que no se cumplirá con el objetivo de una hoja de ruta a medio y largo plazo, que concentre los recursos para atraer infraestructura industrial para las cadenas de valor de las baterías, la microelectrónica, el hidrógeno verde o las biorrefinerías".

"Tampoco observamos suficiente liderazgo en la acción legislativa, que no cuesta ni un céntimo del erario, pero que debería crear un marco regulador más favorable al despliegue digital y ecológico", añade el comunicado. Razones que alejan al primer sindicato catalán de un acuerdo para el cual es imprescindible el beneplácito de las organizaciones de trabajadores.