Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jaume Guardiola, antiguo consejero delegado del Banco Sabadell / EUROPA PRESS

La retribución del consejo del Sabadell asciende a 44,6 millones por extraordinarios

Sin la jubilación de Jaume Guardiola y las indemnizaciones por cese de los consejeros ejecutivos García-Beato y Negro, la remuneración hubiera descendido un 6% respecto a 2020

4 min

El consejo de administración de Banco Sabadell percibió en 2021 una retribución total de 44,6 millones de euros debido a circunstancias excepcionales como la materialización de los planes de ahorro a largo plazo del exconsejero delegado Jaume Guardiola por causa de su jubilación y las compensaciones a los consejeros ejecutivos María José García-Beato y José Luis Negro, que dejaron el cargo durante el año.

Al margen de estas partidas extraordinarias, valoradas en algo más de 37 millones de euros, la retribución de los miembros del órgano ejecutivo del banco totalizó 7,179 millones de euros, un 6,1% menos que en 2020.

Casi 24 millones para Guardiola

En el informe anual de remuneraciones de los consejeros remitido por la entidad financiera a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a última hora del viernes se incluye para realizar esta comparativa la retribución variable del pasado año, aunque los componentes del órgano de gobierno renunciaron a este montante con motivo de la situación generada por el Covid-19.

El grueso de la retribución extraordinaria se corresponde con los 23,86 millones de euros que corresponden a Guardiola al materializarse una de las dos pólizas de seguros de prestación definida por causa de jubilación.

Pendiente de compromisos

El ejecutivo dejó el cargo en marzo de 2021, cuando fue relevado por César González-Bueno; hasta entonces, devengó una cantidad de 427.000 euros por sus funciones en la entidad, con lo que su retribución total en el año fue de 24,309 millones de euros.

El exejecutivo aún cuenta con otra póliza de seguro ligada a su jubilación, entre otras circunstancias, en la que acumula 2,616 millones de euros adicionales, aunque ésta aún no se ha ejecutado al estar sujeta a una serie de condiciones, entre las que figura una de no competencia en el plazo de un año, plazo que aun no se ha cumplido.

Adiós a funciones ejecutivas

Mientras, a los exconsejeros ejecutivos García-Beato y Negro les corresponde una compensación por cese de 5,2 millones de euros, aunque en el caso de la primera se mantiene en el consejo, aunque bajo la categoría de “otra externa”.

Además, el presidente del banco, Josep Oliu, también forma parte de las partidas extraordinarias en el pasado ejercicio ya que, aunque se mantiene en el cargo, dejó de tener funciones ejecutivas a finales del primer trimestre; por esta circunstancia se ha materializado una póliza de seguro por causa de jubilación, cuyos derechos consolidados ascienden a 7,462 millones de euros.

2,1 millones para González-Bueno

Mientras, el actual consejero delegado percibió 2,1 millones de euros en su primer año en el cargo. De esta cifra, 1,597 millones de euros corresponden al desempeño de González-Bueno desde su incorporación, en el mes de marzo, mientras que 558.000 euros consisten en el variable por cumplimiento de objetivos.

La remuneración media de la plantilla en 2021 fue de 59.000 euros, un 9,26% más que en 2020, cuando los empleados percibieron una retribución media de 54.000 euros.