Menú Buscar
Imagen de una aeronave despegando del aeropuerto de El Prat de Barcelona / CG

Las aerolíneas alertan de un verano 'negro' en retrasos aéreos

Las compañías se conjuran para evitar "una temporada alta peor que la anterior" pero piden repartir los costes de indemnización del pasajero

20.03.2019 17:41 h.
5 min

Las aerolíneas han alertado hoy de un verano delicado en materia de retrasos aéreos, peor incluso que el de 2018 "si no se hace nada". Ante ello, las compañías aéreas se han conjurado para evitar que se repitan las demoras. Aunque han lanzado también una petición: que se repartan los costes de indemnización a los viajeros cuando ocurren estos casos.

Javier Gándara, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), ha explicado hoy miércoles que los operadores han "tomado medidas adicionales" para evitar que los pasajeros empiecen sus vacaciones con mal pie. "Hemos aumentado el número de aviones en stand-by o reserva; incrementaremos el alquiler de aviones con formatos wet leasing; reforzaremos los recursos en los aeropuertos y hemos procedido a automatizar los procesos de incidencias para que no nos cojan desprevenidos", ha enumerado el directivo.

El doble de retrasos

Esta advertencia y el paquete de medidas que ha presentado ALA hoy pretenden poner sobre alerta al pasajero. "Los retrasos no deben ser la normalidad, pero sí lo es la congestión aérea, sobre todo en Barcelona y Palma de Mallorca, las ciudades más afectadas. Lo que hay que hacer es trabajar para que esa saturación no se convierta en demoras por sistema", ha razonado el también director general de easyJet en España.

Trabaja para ello la patronal --que ya agrupa a 75 aerolíneas, todas las españolas y la mayoría de internacionales-- con los planes de Eurocontrol. El organismo paneuropeo de armonización de la navegación aérea ya ha anunciado que prevé que los vuelos fuera de horario se dupliquen la próxima campaña estival. "Eurocontrol estima que se pasará de dos minutos de retraso por vuelo, de media, a hasta cuatro minutos. Con las medidas correctoras se podía llegar a la horquilla 1,9-2,8 minutos, pero ello aún no es satisfactorio", ha valorado el directivo. Cabe recordar que la medida estándar deseada de minutos de retraso por conexión --llegue a la hora o no-- es de 0,5 minutos.

Dar la vuelta 'como un calcetín' a El Prat

En este escenario, Gándara ha anunciado otra medida que las aerolíneas creen necesaria, además de las que ya han tomado cada una de ellas. "Creemos que se deben revisar los planes de crecimiento del aeropuerto de El Prat, incluyendo el Plan Director, para que la instalación opere como fue diseñada: con los despegues desde la pista más cercana al mar".

Ahora mismo, estas operaciones se realizan por la otra pista del aeropuerto por las restricciones medioambientales y antiruido pactadas con los ayuntamientos cercanos. "Creemos que se debería llegar a un equilibrio. Con una sola pista, el aeropuerto de Londres-Gatwick gestiona 45 millones de pasajeros. El Prat, 50 millones con dos. Si no se revisa ese esquema y se cambia de operativa, no se llegará al objetivo de 70 millones de viajeros en 2026, como pretende Aena", ha enfatizado el ejecutivo.

Moderación del tráfico aéreo

Además de las previsiones de eficiencia de las aerolíneas, ALA ha desgranado también su predicción de evolución del tráfico aéreo. "Crecerá del orden del 2,5% en España en verano, lo que arroja un repunte más moderado. En el aeropuerto de Barcelona, será del 3,1%, pero en julio y agosto el incremento interanual se quedará en el 2,5%. Ello significa que habrá más capacidad en los meses que no son estrictamente los más demandados: julio y agosto. Habrá crecimiento fuera de ese lapso de tiempo", ha indicado Gándara.

Con lo que respecta al balance de todo 2018, el directivo ha indicado que el número global de vuelos avanzó en España el 5,8%, lo que ya indica cierta tendencia a la ralentización. "Contrasta con las tasas de avance interanual de casi el 10% en años anteriores", ha recalcado el ejecutivo. No obstante, las noticias son, según él, positivas. "Las aerolíneas venden más en temporada baja, se dan pasos hacia la llamada desestacionalización", ha remachado.