Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Interior de un restaurante, en una imagen de archivo, que podrá abrir hasta la una de la madrugada para celebrar las campanadas de Nochevieja en Cataluña / EUROPA PRESS

Los restaurantes podrán abrir hasta la una de la mañana para celebrar las campanadas de Nochevieja

La Generalitat extenderá el horario de apertura para fin de año en Cataluña, algo que Fecasarm cree que permitirá dejar sin efecto muchas sanciones impuestas a la hostelería durante la pandemia

2 min

Los bares y restaurantes podrán abrir hasta la una de la madrugada para celebrar las campanadas de Nochevieja. La Generalitat ha resuelto favorablemente la consulta de la Federación catalana de asociaciones de actividades de restauración y musicales (Fecasarm), después de la desestimación del recurso para la apertura en fin de año presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Muchos establecimientos, que debían cerrar a las 00.30 horas se habían planteado adelantar la celebración de las campanadas a las once de la noche. Esto se debe a los 30 minutos necesarios para el desalojo del establecimiento, que empezaría justo a media noche, en el momento de tomar las uvas.

El interior de un restaurante en Barcelona / EP
El interior de un restaurante en Barcelona / EP

Desalojo y anulación de sanciones

Los 30 minutos de desalojo previstos en el artículo 10 de la Orden INT 358/2011, aplicaba a la restauración que tenía como cierre las 00.30 horas. No obstante, sin referencias específicas ante este caso, ahora la Generalitat ha clarificado que la aplicación de ese tiempo para poder cerrar el local comienza a partir de la hora de clausura especificada, por lo que permite mantener abiertos bares y restaurantes hasta la una de la madrugada.

Esto supone, según Fecasarm, un antes y un después para bares y restaurantes. La organización ha apuntado que “esta aclaración permitirá dejar sin efectos algunas sanciones impuestas a locales de restauración durante la pandemia”. De hecho, han recordado, que la Policía Local de Salou y la de Palamós nunca habían aceptado estos 30 minutos de desalojo que ahora la Generalitat ha resuelto que deben ser respetados.