Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una terraza en Madrid, tras pasar a la fase 1 / EP

La restauración pierde más de 4.300 millones en seis semanas de reclusión

Un estudio de NPD Group calcula que desde que se decretó el estado de alarma hasta el 30 de abril, el sector tan sólo facturó un 10% de lo que se registró en el mismo periodo de 2019

3 min

El sector de la restauración ha sido uno de los grandes perjudicados de las medidas de reclusión decretadas para frenar la expansión del coronavirus, hasta el punto de que su facturación global se redujo al 10% en las seis semanas siguientes a la entrada en vigor del estado de alarma. En términos absolutos, las ventas se han reducido en 4.333 millones de euros.

Según la empresa de investigación de mercados The NPD Group, la mitad de estas pérdidas se concentra en los restaurantes de servicio completo, mientras que un 30% corresponde a bares y cafeterías. El resto de la restauración (hoteles, cantinas de empresa, vending, 'retail' para consumo inmediato, medios de transporte y discotecas) completa la pérdida de ingresos de la industria en este periodo.

El oasis de la venta a domicilio

"Durante el confinamiento, la restauración española ha operado en un mercado de mínimos, conservando solo un 9,6% de su negocio; es decir, únicamente se ha mantenido uno de cada diez euros de los facturados en las mismas semanas de 2019", ha destacado el director ejecutivo de The NPD Group en España, Vicente Montesinos.

En este contexto, solo una zona del mercado se ha mantenido a flote: el servicio de envío a domicilio, desde cualquier canal, que ha crecido un 5% en el periodo comprendido entre el 15 de marzo y el 30 de abril, respecto a las mismas semanas del año pasado. Este crecimiento supone una ganancia de ventas de 10 millones de euros, una cifra menor comparada con los 3.850 millones de euros de negocio perdido en sala por el sector.

Vuelta acelerada

Según un estudio de sentimiento del consumidor en restauración realizado por The NPD Group, el 59% de los consumidores españoles aseguran que volverán a los bares, restaurantes o cafeterías en el primer mes de reapertura de estos establecimientos.

No obstante, también seis de cada diez entrevistados (57%) consideran que los locales de restauración serán lugares de riesgo para contagiarse de Covid-19 y cerca de dos tercios (63%) solo seleccionarán aquellos restaurantes, bares y cafeterías que conocen y en los que confían.