Menú Buscar
Xavier Coronas, secretario general de la Cámara de Comercio de Barcelona / CdB

Requerimiento para suspender el pleno de la Cámara de Comercio de Barcelona

El secretario de la institución, Xavier Coronas, deberá dilucidar si cumple la normativa o deja paso libre a las intenciones de los candidatos independentistas

17.06.2019 09:18 h.
4 min

El inicio del nuevo mandato en la Cámara de Comercio de Barcelona se podría retrasar unas semanas. Así lo ha pedido Carles Tusquets, Ramón Masià y otros 20 electores en el requerimiento notarial que han entregado al secretario de la organización empresarial, Xavier Coronas, poco antes del inicio de la sesión convocada este lunes en la que se elegirá a Joan Canadell presidente.

Los firmantes señalan que el recurso de alzada que el jueves se registró ante la Consejería de Empresa y Conocimiento, liderada por Àngels Chacón (JxCat), incluía la impugnación de 35 vocalías del pleno. Se trata de los epígrafes afectados por la anulación de votos del proceso, que corrió a cargo por el auditor del proceso electoral, AGTIC Consulting. Los denunciantes defienden que este proceso siguió criterios arbitrarios y que incluso se vulneraron derechos fundamentales, una cuestión que se dirimirá ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

La presentación del requerimiento ha generado inquietud entre los miembros electos de la corporación, una vez ha trascendido su existencia. "No sabemos qué hacer. Participar en el pleno nos podría convertir en colaboradores de una irregularidad, como sucede con los consejos de administración de las empresas. Es todo muy confuso, más tratándose de una corporación que se rige por el derecho público", señala uno de los miembros del plenario consultado. 

Sin cuórum necesario

Más allá de este proceso, la interposición del recurso de alzada y la impugnación de los 35 representantes es motivo suficiente para proceder a la suspensión de la convocatoria del pleno de este lunes. Se ampara en dos artículos, el 22 y el 23, de la normativa que regula las Cámaras de Comercio de Cataluña e indica que las vocalías que hayan sido recurridas se debe esperar a que exista una “resolución administrativa o judicial firme” para ocuparse. Mientras, se deben dejar vacantes.

Como se trata de la mayoría del plenario de la Cámara de Comercio de Barcelona, que incluye 60 personas, en caso de hacerse el pleno se quedaría sin el cuórum mínimo para proceder al inicio de la sesión. La citada ley afirma que en primera convocatoria el pleno debe incluir dos terceras partes de los componentes y en la segunda, llegar a un mínimo de la mitad más uno. Es decir, el bloque sobenarista necesitaría como mínimo a 31 personas, una cifra a la que no se llegaría con la actual impugnación.

Respuesta de Coronas

La resolución administrativa firme la podría dictar la Consejería de Empresa, que también ha recibido una copia del escrito dirigido a Coronas, pero sus portavoces explicaban el viernes que aún no tenían constancia de que se hubiera interpuesto el recurso. Los denunciantes señalan que se presentó el jueves. Disponen de un mes para responder.

El paso que se ha dado este lunes se enmarca en la ofensiva legal sobre las presuntas irregularidades durante las elecciones que, según los denunciantes, llevaría a la anulación de todo el proceso. Ahora será Coronas el que deba decir si admite o no los argumentos que se han esgrimido en el recurso de este lunes. Es decir, si admite que 35 sillas se deben quedar vacías en el pleno hasta que no exista la resolución en firme.