Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol (izq.), y Antonio Brufau, presidente / EP

Repsol invertirá 1.000 millones más hasta 2025 para crecer en renovables

La compañía actualiza el plan estratégico que presentó hace menos de un año, en el que los negocios de bajas emisiones ya suponen más de un tercio del total

3 min

Repsol pisa el acelerador en su apuesta por los negocios de bajas emisiones. Menos de un año después de aprobar su plan estratégico para los próximos cinco años, la compañía ha revisado al alza la cifra de inversiones en 1.000 millones adicionales, que serán destinados principalmente a la generación renovable y la producción de hidrógeno ‘verde’.

Así, la inversión total del plan se sitúa ahora en 19.300 millones de euros y, además, el peso de las iniciativas de bajas emisiones se incrementa hasta cerca del 35% del total, cinco puntos por encima de lo contemplado en principio.

Reducir más la intensidad en carbono

La compañía celebra este martes una jornada denominada ‘Low Carbon Day’ en la que expone a los analistas la actualización de este plan. El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha explicado que el objetivo es acelerar la transformación hasta el año 2030, en una primera etapa, y finalmente hasta 2050, cuando la compañía pretende alcanzar la neutralidad en carbono.

Merced al incremento de las inversiones, Repsol reducirá la intensidad de carbono un 15% en 2025; un 28% en 2030 y un 55% en 2040, lo que supone unos incrementos de tres puntos (en el caso de las dos primeras referencias) y de cinco puntos para la última, en relación con los objetivos contemplados en el plan original.

60% más de capacidad instalada

En materia de generación renovable, la nueva meta de Repsol es contar con una capacidad instalada de 6 gigavatios (GW) en el horizonte del plan, 2025, un 15% más de la que se reflejaba en el plan aprobado a finales del pasado mes de noviembre.

Para 2030, el objetivo también se incrementa de forma considerable, cerca de un 60%, dado que la meta ahora se sitúa en 20 GW, frente a los 12,7 GW anteriormente previstos.

Liderar el hidrógeno verde

En cuanto a otra de las grandes apuestas de la empresa que preside Antonio Brufau, el hidrógeno renovable, Repsol persigue convertirse en el líder en producción de toda la Península Ibérica; para lograrlo, ya adelantó el pasado verano unos objetivos más ambiciosos para poder generar al final del periodo del plan estratégico un equivalente a 552 MW, con el objetivo a más largo plazo de alcanzar 1,9 GW en 2030, lo que supone elevar un 58% la cifra marcada en dicho plan.

En lo que respecta a la economía circular, los complejos industriales de Repsol se están adaptando para utilizar múltiples residuos de diferentes orígenes, como materias primas para convertirlos en combustibles y materiales más sostenibles. El objetivo es utilizar tres millones de toneladas anuales de residuos y mitigar más de siete millones de toneladas de CO2 al año en 2030.