Menú Buscar
El presidente de Repsol, Antoni Brufau, en una junta de accionistas anterior.

Repsol gana un 39,3% menos al dotar el ajuste de plantilla

La energética se anotó un beneficio neto de 639 millones de euros hasta junio afectado por el "entorno deprimido de los precios de la energía"

Redacción
3 min

Repsol notifica un beneficio un 39,3% menor hasta junio en comparación con el mismo periodo del año anterior. La multinacional petrolera y gasista ha informado el jueves que ganó 639 millones hasta junio, un resultado que incluye la dotación por la reestructuración de la plantilla para los ejercicios 2016-2018.

La cotizada que preside Antoni Brufau ha precisado que el excedente neto semestral también cae porque el año pasado incluyó resultados financieros excepcionales de 500 millones de euros. La suma se deriva de la posición en dólares de la compañía española, ingresados por el cobro de la expropiación de YPF y que, posteriormente, se destinaron a la compra de Talisman.

A su vez, el beneficio ajustado de Repsol cayó un 26% hasta los 917 millones de euros de enero a junio. La compañía con sede en Madrid precisa que el resultado se ha visto influido por el un "entorno deprimido" de los precios del crudo y el gas.

Contención de costes

Pese al escenario desfavorable, la compañía ha subrayado el resultado positivo de varias divisiones, especialmente el negocio de exploración y producción ('upstream'), cuyo beneficio neto ajustado creció en 301 millones de euros año a año.

Por su parte, el negocio de refinamiento del petróleo crudo y el procesamiento y purificación del gas natural ('downstream') arrojó un beneficio neto ajustado de 934 millones de euros. En esta división, Repsol destaca el buen comportamiento de la división química, que presentó un crecimiento de ventas y márgenes del 4%.

Más producción y menos deuda

Con lo que respecta a producción, el grupo ha indicado que procesó una media de 705.500 barriles de petróleo al día en el primer semestre, un 60% más que el mismo periodo del año anterior. La firma de productos derivados del crudo lo atribuye a incrementos de producción en Venezuela, Bolivia, Noruega, Brasil y Perú, además de la incorporación de los registros de Talismán.

Con este músculo, la compañía ha conseguido reducir deuda financiera. Hasta junio, Repsol presentó obligaciones de 11.709 millones para los dos primeros trimestres. Con la generación de caja actual, la cotizada puede cubrir dos veces los vencimientos de deuda a corto plazo.

Además de los resultados para la primera mitad de año, la multinacional española ha confirmado que a lo largo de 2016 los accionistas recibirán un dividendo de 0,8 euros por acción.