Menú Buscar
Antonio Brufau, presidente de Repsol / EFE

Repsol gana un 32% menos por la caída del crudo y de los extraordinarios

La compañía petrolera presidida por Antonio Brufau obtuvo un beneficio neto de 1.466 millones

31.10.2019 10:53 h.
4 min

Los beneficios de Repsol en los primeros nueve meses de 2019 han sufrido un fuerte descenso debido a la reducción de ingresos extraordinarios y la caída del precio de los carburantes. La compañía petrolera ha reportado unas ganancias netas de 1.466 millones de euros entre enero y septiembre, mientras que en el mismo periodo del año pasado alcanzó los 2.171 millones, lo que refleja una caída del 32,5%. 

También en el beneficio neto ajustado se ha notado la reducción, aunque en este caso es mucho menor. El dato que mide específicamente el comportamiento de los negocios reportó unas ganancias de 1.637 millones de euros hasta septiembre, un 4,8% menos que en el ejercicio precedente. 

Venta de Naturgy

En los resultados de 2018 fue incluida lo recibido por la venta de Naturgy. Repsol se deshizo del 20% de la antes conocida como Gas Natural Fenosa que controlaba, lo que le reportó una plusvalía de 344 millones según la información remitida por la empresa presidida por Antonio Brufau a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

A la ausencia de unos extraordinarios como los descritos se suma la menor valoración de los inventarios de hidrocarburos que almacena, que ha tenido un impacto en las cuentas de la petrolera de 329 millones. Entre ambas cuestiones, Repsol ha contado con un recorte de los beneficios de más de 660 millones.

Caída del crudo

La evolución de petróleo durante el último año también ha impactado duramente en el ejercicio de la petrolera de origen catalán. El barril de Brent registró entre enero y septiembre un precio de 64,6 dólares, más de un 10% inferior al mismo periodo de 2018, mientras que crudo WTI tuvo un precio medio un 15% más bajo y el gas Henry Hub un descenso del 7%.

La producción media de Repsol entre enero y septiembre se situó en 702.000 barriles equivalentes de petróleo al día, un 1,6% menos que en el mismo periodo del año anterior. Las interrupciones temporales de la actividad petrolera en Libia, los trabajos de mantenimiento en Trinidad y Tobago, la desinversión en Estados Unidos y el vencimiento de la licencia de Jambi Merang, en Indonesia, son los motivos que la empresa reporta como causa de este descenso.

Upstream y Downstream

Por áreas de negocio, el beneficio neto ajustado de la actividad de upstream (exploración y producción) fue de 864 millones de euros, un 15% menos que el año anterior, influido por los menores precios del crudo y del gas, y por las paradas de producción en Libia.

En el área de downstream (refino y comercialización) el resultado neto ajustado cayó un 1%, hasta los 1.087 millones de euros, en un entorno internacional adverso para el refino, aunque los negocios de química, trading y movilidad tuvieron un comportamiento más positivo.