Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un hombre hace montones de monedas / UNSPLASH

Rentabiliza tu dinero con un fondo de inversión o cooperativa

Analizamos las diferencias, ventajas y desventajas de estas dos posibilidades de inversión a la hora de buscar la máxima rentabilidad

7 min

Cada vez son más las personas que se animan a invertir sus ahorros y sacar una rentabilidad de ellos. Siempre hay alguien que habla de lo bien que le ha ido y de las ventajas que ha obtenido con un fondo de inversión. Es cierto que no todo el mundo tiene perfil inversor, pero hay distintas modalidades, según la tolerancia al riesgo de cada uno.

Puede que estés pensando qué hacer con esos ahorros que tienes parados y ponerlos a trabajar, pero quieres saber, si inviertes, donde irá tu dinero. Pues quédate y sigue leyendo para enterarte exactamente en qué consiste este modelo de inversión.

¿Qué es un fondo de inversión?

Los fondos de inversión son como una especie de “caja de ahorro” donde un conjunto de personas (partícipes) hace aportaciones de su dinero (participaciones) con el fin de invertir sus ahorros. Toda esta inversión está gestionada por gestores especializados, cuyo objetivo es tomar decisiones siguiendo una estrategia financiera que ha sido definida previamente con la finalidad de aportar a los inversores la máxima rentabilidad de sus bienes. Podemos decir que un fondo de inversión tiene el dinero de muchas personas que quieren ahorrar e invierte en su nombre.

Todo el conjunto de esas aportaciones hechas de forma individual por las personas que participan, se invierte en diferentes activos financieros y/o inmobiliarios. Pueden ser en bonos, divisas, acciones, materias primas, bienes inmuebles u otros. Además, la inversión puede hacerse en cualquier zona geográfica. El conjunto de personas que han decidido contratar estos fondos de Inversión tienen un perfil inversor similar, es decir, dependiendo de su tolerancia a asumir riesgos, hacen su inversión. Están los que tienen una tolerancia baja, moderada o alta al riesgo y, dependiendo de esto, invertirán en uno u otro fondo de inversión.

Cómo es el funcionamiento de un fondo de inversión

Un fondo de inversión funciona de forma muy simple, los partícipes (personas que hacen las aportaciones de sus ahorros) dan su dinero al fondo y obtienen a cambio participaciones.

Los gestores profesionales lo integran todo y lo invierten según consideren si conviene o no y siempre siguiendo la política del fondo. Si las inversiones van bien, subirá el valor de las participaciones, mientras que si van mal el valor bajará.El tamaño del fondo de inversión va a variar, es decir, aumentará o disminuirá por dos razones: si entran o salen inversores o por las variaciones del valor en el mercado. En todo caso, invertir en un fondo de inversión tiene sus ventajas y desventajas, que analizamos a continuación.

Ventajas

· Gracias a los fondos de inversión, puedes tener tus ahorros gestionados por gestores profesionales.

· Son más rentables y más baratos que otros tipos de inversiones.

· Tiene ventajas fiscales que puede aprovechar cualquier ahorrador.

· Puedes acceder a diferentes modalidades de inversión.

· Facilita el repartir tu dinero en muchas inversiones pequeñas y, así, reducir el riesgo con respecto a otro tipo de inversiones.

· Si se sabe utilizar, es una excelente forma de ahorrar a largo plazo.

Desventajas

· Esta forma de inversión obtiene resultados a largo plazo, por lo que no todo el mundo tiene la paciencia de esperarlos.

· Si lo haces por tu cuenta, te llevará un tiempo de formación para poder hacerlo

· No puedes saber cuál será la rentabilidad, ni lo que puedes ganar o perder.

· Dependes de gestores o asesores profesionales, si quieres unas garantías o bien formarte a conciencia

Invertir en una cooperativa de ahorro y crédito

Estas cooperativas han sido creadas con el fin de prestar un servicio a los socios que la componen. En ellas se aceptan depósitos, se dan préstamos entre otros servicios financieros. Una cooperativa de ahorro y crédito ofrece un sitio seguro para ahorrar o pedir préstamos bajo unas tasas razonables.

Todas las ganancias que obtienen las cooperativas de ahorro y crédito se devuelven a los socios de distintas formas: tarifas reducidas, tasas más bajas en los préstamos, obteniendo anualmente un remanente o tasas de ahorro más altas.

Beneficios de formar parte de una cooperativa

Formar parte de una de estas cooperativas aporta grandes beneficios a las personas que la forman; entre estos están:

· Recibir de forma anual parte de los resultados conseguidos por la cooperativa

· Podrás acceder a descuentos en comercios, bonos de escolaridad, solicitar becas de educación, entre otros muchos.

· Tendrás acceso a servicios financieros y productos por el hecho de ser socio.

· Siempre tendrás disponible una atención eficaz y cercana

· Asesoramiento para generar un mayor bienestar entre los socios de la cooperativa.

· Podrás aumentar tu remanente cuanto más utilices productos de la cooperativa, como tarjetas de débito o crédito, cuentas de ahorro, créditos de consumo, entre otros muchos.

Así que, si quieres poner tus ahorros a trabajar, puedes hacerlo con alguna de estas formas. En los fondos de inversión hay que tener en cuenta cuál es la tolerancia al riesgo que quieres asumir, para así invertir de una u otra forma.

 

--

Contenido patrocinado