Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un tren AVE de Renfe espera a salir de la estación de Atocha, en Madrid, en una imagen de archivo / JESÚIS HELLÍN - EUROPA PRESS

Renfe suspende 22 trenes AVE por el robo de cables en la línea entre Madrid y Barcelona

La incidencia ha producido la suspensión de la alta velocidad entre las dos ciudades desde las seis a las 11 de la mañana

3 min

Renfe ha suspendido un total de 22 circulaciones de alta velocidad entre las seis y las 11 de la mañana de este lunes. La incidencia registrada esta mañana en la infraestructura ferroviaria de Adif entre Figueres-Vilafant (Girona) y L’Arboç (Tarragona) por la sustracción de 600 metros de cable de fibra óptica y de señalización de un tramo de la vía ha dejado inoperativos a los trenes de la compañía y de la low cost Ouigo.

La incidencia, que ha causado aglomeraciones en las principales estaciones de tren de España, es decir, en Madrid-Puerta de Atocha y Barcelona-Sants, ha afectado a un total de 7.200 pasajeros. Estos han esperado en los vestíbulos desde primera hora de la mañana hasta que han podido salir los trenes. Los Mossos d’Esquadra han vigilado la entrada a los convoyes por la gran multitud que se ha concentrado en los controles de pasajeros de alta velocidad en la capital catalana.

Trenes especiales de Renfe

La operadora ferroviaria pública ha gestionado trenes especiales en la medida de los posible, ante una incidencia que ha quebrado en dos la línea de alta velocidad con más tránsito. Renfe ha fletado un convoy a las 8.57 horas de Madrid a Camp de Tarragona, otro a las 9.15 horas de Zaragoza a Madrid, un tercero a las 10.30 horas de Barcelona a Valencia y un último a las 11 horas de Madrid a Camp de Tarragona.

Esto ha permitido descongestionar las estaciones intermedias y parte de Sants y Puerta de Atocha. En Cataluña, donde más se ha sufrido la incidencia, Renfe encaminó a los clientes de Figueres y Girona hacia Barcelona en sus servicios de Rodalies.

Un tren de Rodalies / RODALIES
Un tren de Rodalies / RODALIES

A todos los viajeros afectados por esta incidencia, alrededor de 7.200, Renfe les ha ofrecido la posibilidad de cambio o anulación de los billetes sin ningún coste. La compañía, además, ha asegurado que informa de todos los cambios a través de sus canales de comunicación y atención al cliente.