Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un tren del AVE / EFE

Renfe recibe ofertas para el ‘macrocontrato’ de trenes AVE con las bases en el aire

Los fabricantes interesados en una concesión de 2.642 millones tienen de plazo hasta este martes para licitar, aunque las bases están impugnadas en el Tribunal de Recursos Contractuales

4 min

Una de las principales licitaciones que el Gobierno tiene en marcha en España concluye este martes el periodo de presentación de ofertas con su futuro en el aire. Se trata de un concurso público para construir 30 nuevos trenes de Alta Velocidad (AVE), 15 de forma inmediata y otros 15 en lotes de cinco unidades en función de las necesidades de la compañía, y su mantenimiento para Renfe con un valor estimado de 2.642 millones de euros. Se da por sentado que casi todos los grandes del sector van a pujar.

La japonesa Hitachi, las españolas CAF y Talgo, la francesa con producción local Alstom y la alemana Siemens ya han anunciado que participarán en la licitación. Bombardier, el gigante canadiense, podría ser la única en dar la campanada y pasar de acudir al primer concurso en el sector que se convoca en 10 años España tras años de frenazo por la austeridad.

Denuncia administrativa

¿Qué le llevaría a dejar pasar este tren? Los mismos motivos que le motivaron a pedir la impugnación del pliego de contratos de la concesión ante el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Madrid, la institución que vela por la pulcritud de las licitaciones de sector público.

Bombardier denunció que las condiciones del concurso público, publicadas a finales de diciembre, no cumplían con los principios de no discriminación, proporcionalidad y libre competencia. A partir de allí empezaron las dudas sobre la pulcritud de la licitación y las acusaciones de que Renfe, en el fondo, a diseñado un concurso para favorecer a uno de los licitantes.

Normativa europea

Además, denunció que la compañía había primado la fabricación en España de los nuevos trenes AVE a la hora de adjudicar el contrato, algo que considera que va contra los principios de libre circulación y de la normativa de libre competencia europea.

Será el tribunal administrativo el que tome la decisión. Mientras, la operadora ferroviaria ha decidido proseguir con la burocracia del concurso y aceptar las ofertas de los fabricantes.

Resoluciones vinculantes

Las resoluciones del Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales son vinculantes, por lo que Renfe no podrá continuar con el calendario previsto inicialmente hasta que no se publique la decisión. Ignorar que la cuestión está pendiente y continuar con la licitación generaría una inseguridad jurídica en el proceso del que ya existen precedentes.

El macroconcurso de Renfe podría terminar como el caso ATLL en Cataluña, ya que la Generalitat firmó la concesión de la gestora de agua con un consorcio liderado por Acciona sin esperar una resolución de un órgano similar, el Oarcc (ahora Tribunal de Contractes del Sector Públic), sobre la valoración de las ofertas. El resultado fue contra los intereses de la licitación y ha generado un conflicto judicial que aún está pendiente de resolver.

Circulación en 2018

Con todo, Renfe aún está en el proceso inicial del concurso. La compañía espera que los primeros nuevos AVE empiecen a circular en 2018, por lo que si el tribunal administrativo tumbara los pliegos de condición del contrato aún tendría tiempo para iniciar de nuevo la licitación. En ese caso, debería ser ágil para corregir los presuntos errores.

Destacadas en Business