Menú Buscar
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna / EFE

De la Serna rescata la privatización parcial de Renfe Mercancías

El ministro de Fomento asegura que busca establecer “alianzas estratégicas” con otros operadores para reflotar el negocio

3 min

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado este lunes que retoma la privatización parcial de Renfe Mercancías. Rescata de este modo un plan que impulsó en 2014 la entonces titular de la cartera, Ana Pastor. Propuso dejar parte del negocio en manos de una empresa del sector para asegurar su viabilidad. El PP lo intentó mediante la apertura de un concurso público que no suscitó el interés suficiente.

Ahora, la iniciativa se reanuda tras la puesta en marcha de un plan de saneamiento para reflotar la compañía. La sociedad nunca ha dado beneficios. El rescate impulsado por el Gobierno implica recortar la cuarta parte de su plantilla, unos 316 trabajadores, y la venta de su parque de trenes.

Internacionalización

El expediente de regulación de empleo (ERE) y la enajenación de los activos se pondrá en marcha en el trienio 2017-2019. De forma paralela a estas medidas, la operadora y el ministerio analizan estrategias a “largo plazo”.

Entre ellas se incluye la internacionalización de la compañía e “identificar a potenciales operadoras para establecer alianzas”. Es decir, la privatización parcial. El ministro prevé que estas opciones garanticen el negocio ferroviario de mercancías.

Más cuota de mercado

“Necesitamos contar con un operador ferroviario público de referencia para garantizar la estrategia logística del país”, ha remarcado De la Serna en unas jornadas organizadas por el periódico El Economista. Ha mantenido que es el mejor plan para convertir a España en el “hub logístico del sur de Europa”.

Fomento también pretende contribuir a que el ferrocarril gane peso en el tráfico de mercancías. Solo el 4% del total de la carga que se mueve en España se hace actualmente en tren, la mayoría se realiza por transporte rodado. La media en Unión Europea es del 20% y el Libro Blanco del Transporte de los 28 marca que debe alcanzar el 50% en 2050.

Mejoras de las infraestructuras

La primera opción que se impulsó desde el Gobierno de Mariano Rajoy fue la privatización del sector. De la Serna reconoce que no se han alcanzado los resultados deseados. Por ello, Fomento acepta que se debe actuar sobre las infraestructuras.

Plantea iniciativas como la mejora de la conexión de los puertos con la red ferroviaria o el desarrollo definitivo del Corredor del Mediterráneo