Menú Buscar
Carlos Ghosn, presidente y consejero delegado de Renault, y un concesionario del grupo francés / FOTOMONTAJE DE CG

Renault se la pega en el inicio del ejercicio

La marca francesa desciende a la novena plaza del 'ranking' de enero tras cerrar el ejercicio 2016 como el primer grupo de España

3 min

Mal inicio del año para Renault. El grupo francés capitaneado por Carlos Ghosn ha comenzado el ejercicio en la novena plaza del ranking de marcas en España que publica cada mes Anfac, patronal de los fabricantes; Faconauto, la de concesionarios; y Ganvam, la asociación nacional de vendedores. Se despeña desde la primera posición del podio con el que cerró 2016.

Más acusada aún es la caída en las ventas de su modelo estrella, el Megane. El pasado mes reportó 3.201 matriculaciones de este vehículo, por delante del Golf de Volkswagen (2.924) y el Clio de Opel (2.641). Ha desaparecido de la lista de enero, dominada por tres coches del grupo VW: Ibiza (2.455) y León (2.329) de Seat y Golf (2.292).

10.000 unidades en diciembre

Fuentes cercanas a la compañía restan importancia al tropiezo del inicio del ejercicio. Otros interlocutores del sector señalan la enorme diferencia que existe entre las matriculaciones reportadas este enero y las de diciembre como explicación de la caída de la marca en España.

Renault colocó 10.124 vehículos en el último mes de 2016, una cifra que marca un hito en el año. Especialmente porqué se consiguió en un momento en el que el programa de ayudas públicas para renovar el parque automovilístico español, el PIVE, había terminado su presupuesto.

Supera las 8.322 unidades de noviembre y las 6.676 de octubre, dos meses en los que también lideró el ranking de marcas mensual y en el que tampoco estaba vigente el PIVE. Este enero se ha quedado en tan solo 4.175 vehículos, solo por delante de Ford (4.070) y por detrás de Mercedes (4.275).

Política de imagen de marca

Los analistas del sector consultados están de acuerdo en que no le corresponde la parte final de la tabla, pero que ha descendido hasta allí por lo que consideran que ha sido una política de imagen de marca que no ha sido confirmada por Renault. Señalan que se reforzaron las automatriculaciones en el último trimestre del año para alcanzar la primera plaza de la lista y que ahora asumen las consecuencias.

Señalan que la red de comercialización está saturada con vehículos kilómetro cero y que eso limita las nuevas matriculaciones. Prevén que este efecto se diluya a lo largo del este trimestre.