Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una trabajadora cuyo salario deberá formar parte del registro salarial por sexos / EP

El registro salarial por sexos entra en vigor este miércoles

La nueva normativa sobre igualdad incluye auditorías obligatorias en las empresas con más de 50 trabajadores

4 min

Todas las empresas estarán obligadas desde hoy a tener un registro retributivo de su plantilla, incluido el personal directivo y los altos cargos. La nueva normativa sobre igualdad salarial entra en vigor seis meses después de su aprobación para aflorar las presuntas malas prácticas tanto del sector privado como público.

La medida pretende combatir la llamada brecha salarial entre hombres y mujeres, por la cual estas últimas perciben de media menos sueldo que sus compañeros en el mundo laboral.

Información detallada

El registro salarial al que obliga la norma deberá incluir los valores medios de los salarios, los complementos salariales y las percepciones extrasalariales del personal desagregados por sexo a lo largo de un año natural.

Con este fin, deberá figurar la media aritmética y la mediana de lo realmente percibido por cada uno de estos conceptos en cada grupo profesional, categoría profesional, nivel, puesto o cualquier otro elemento de clasificación aplicable.

Un grupo de mujeres trabajadoras en una fábrica / EFE

 

 

Un grupo de mujeres trabajadoras en una fábrica / EFE

Papel de los sindicatos

A su vez, esta información deberá estar detallada en atención a la naturaleza de la retribución, incluyendo salario base, cada uno de los complementos y cada una de las percepciones extrasalariales, especificando de modo diferenciado cada percepción. Asimismo, estos datos serán de aplicación para llevar a cabo acciones administrativas y judiciales.

Los representantes de las organizaciones de trabajadores​ deberán ser consultados, con una antelación de al menos diez días, antes de la elaboración del registro. Además, deberán ser consultados cada vez que se modifique y podrán acceder al índice en cualquier momento. Aun cuando una empresa no cuenta con afiliados sindicales, la dirección estará obligada a ofrecer las diferencias porcentuales que existan entre sexos.

Auditorías salariales

La norma también obligará a elaborar un plan de igualdad que deberá incluir en el mismo una auditoría retributiva para recabar datos sobre el sistema de percepciones de la compañía.

Actualmente, todas las empresas con más de un centenar de trabajadores en plantilla deben tener un plan de igualdad, una obligación que a partir del 8 de marzo de 2022 se exigirá también a las empresas de entre 50 y 100 trabajadores.

Dos trabajadoras de la hostelería, uno de los sectores más afectados por la crisis / EP

 

 

Dos trabajadoras de la hostelería, uno de los sectores más afectados por la crisis / EP

Umbral del 25%

Las corporaciones que lleven a cabo auditorías retributivas deberán reflejar en su registro salarial, además, las medias aritméticas y las medianas de las agrupaciones de los trabajos de igual valor en la empresa, aunque pertenezcan a diferentes apartados de la clasificación profesional, desglosados por sexo.

Cuando la media aritmética de los trabajadores de un sexo sea superior a las del otro en al menos un 25%, el registro deberá incluir una justificación de que dicha diferencia no responde a motivos relacionados con el sexo de los trabajadores.