Menú Buscar
Fachada de la constructora pública Regesa y un calendario con la cifra de los días que tarda en pagar a sus proveedores / FOTOMONTAJE CG

La constructora pública Regesa paga a sus proveedores a 842 días

El organismo depende del Consell Comarcal del Barcelonès y está en proceso de liquidación

5 min

Lleva desde 2012 sometida a un plan de viabilidad y está en proceso de liquidación tras la decisión, en abril, del consejo de alcaldes y alcaldesas de los municipios que integran la comarca. La Sociedad Urbanística Metropolitana de Rehabilitación y Gestión, S.A. (Regesa) continúa acumulando deuda y tiene serios problemas para hacer frente al pago a sus proveedores.

Según un documento de las cuentas anuales de 2016 al que ha tenido acceso este medio, el organismo público, que depende del Consell Comarcal del Barcelonès --pendiente de su disolución tras haberle salpicado múltiples escándalos de corrupción--, paga a sus proveedores en un periodo medio de 842 días. La cifra, actualizada el 31 de diciembre del año pasado, dibuja un panorama todavía más pesimista para la constructora pública, ya que en la misma fecha de 2015 el periodo de pago era de 622 días.

Cinco millones pendientes

La propia compañía aclara en el mismo informe de cuentas que la normativa vigente sostiene que el periodo máximo legal de pago es de 30 días excepto si hay acuerdo entre las partes; en ese caso, el máximo aplazable serán 60 días. “El proceso de liquidación iniciado por la sociedad ha de permitir la cancelación de la deuda pendiente de pago”, añade.

Regesa tiene pagos pendientes de casi cinco millones (4.912.111,95 euros) con algunos de sus proveedores y ha cumplido con otros por valor de 2.412.547,57 euros. Sostiene que el saldo de su cuenta incluye los avances recibidos por la venta de terrenos, así como los cobrados por los adquirientes de las promociones de viviendas protegidas.

Imagen de los documentos en los que se registra el periodo de pago medio de 842 días de Regesa a los proveedores / CG

Imagen de los documentos en los que se registra el periodo de pago medio de 842 días de Regesa a los proveedores / CG

Colau imitó a Trias

El Consell Comarcal del Barcelonès aprobó, en sesión plenaria celebrada en abril de 2010, garantizar dichos avances. A finales del año pasado, el importe de estos adelantos ascendía a 43.000 euros, aproximadamente, el doble que en 2015, cuando la cifra era de 21.031,65 euros.

El exalcalde convergente de la capital catalana Xavier Trias inyectó en la constructora pública más de 28 millones a través de la compra de viviendas para el consistorio barcelonés. La actual alcaldesa, Ada Colau, hizo lo mismo e inició su mandato aprobando la compra de ocho locales pertenecientes a promociones de Regesa por un valor total de 1,18 millones.

Futuro incierto

La constructora tiene dos ases en la manga con los que confía para hacer frente a sus obligaciones de pago a corto plazo. Por una parte, el cobro de la factura correspondiente a las obras de urbanización del Guinardó, por un importe de 504.000 euros (sin IVA), contabilizados como facturas pendientes de emitir a 31 de diciembre de 2016. Por otra, la liquidación definitiva del convenio de colaboración para la ejecución del primer cinturón, entre la calle Sant Quintí y la plaza Maragall (Guinardó).

Esta última debe incluir las pérdidas adicionales generadas en las ventas de los solares, aproximadamente de 1,6 millones, y también negociar la compensación de los gastos financieros que ha supuesto la operación a la sociedad: unos 8,3 millones, aproximadamente.

“De no producirse estas operaciones, la situación financiera de Regesa se vería gravemente afectada y se tendrían que plantear las medidas legales necesarias”, expone la propia compañía. El proceso de refinanciación aprobado por la Generalitat en enero de 2017 continúa y no se prevén incidencias con las entidades financieras “puesto que los activos aportados como garantía se consideran suficientes”.

Destacadas en Business