Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Reformas en el hogar / EP

La fiebre de las reformas en pandemia impulsa el sector del hogar

Las grandes marcas y las pymes registran un aumento impresionante de ventas tras los duros meses de reclusión

6 min

Pasar más tiempo encerrado en casa tiene sus efectos. Y las empresas han sido las primeras en notarlo. Pese a que los duros meses de reclusión dejaron muy tocada a la economía, el sector del hogar ha experimentado un repunte importante de la facturación tras la primera ola del coronavirus.

Tanto las grandes marcas como las pymes reconocen que sus ingresos han registrado un incremento superlativo desde el verano. En el caso de Leroy Merlin, algunas de las categorías han crecido hasta un 300%. "Hemos percibido un aumento significativo del interés y de la demanda de diferentes soluciones para seguir creando entornos donde vivir mejor", asegura un portavoz de la compañía.

Todos quieren un purificador

La fiebre por las reformas, tanto dentro como fuera de casa, se han sentido en los grandes almacenes. Mientras algunos consumidores se han inclinado por crear ambientes hiperhigienizados --así, la marca ha contabilizado una subida del 100% en la compra de purificadores de aire con filtro HEPA--, otros se han inclinado por cambiar a fondo el mobiliario.

"La pintura y los suelos fueron de los productos más demandados tanto en venta telefónica como online. Los muebles de baño han sido otra de las grandes sorpresas, tanto en almacenaje como en disfrute", apunta el grupo. Declaraciones parecidas llegan de la mano de Salvador Mena, jefe de márketing en Muebles La Fábrica: "Pese a que ha sido un año difícil, a partir de la segunda reapertura de la pandemia hubo un incremento de necesidad que propulsó las ventas a dos dígitos". "La habitación del hijo que era inadecuada, ese sofá deteriorado, la necesidad de una buena mesa de estudio... no hay una única categoría que destaque. Ha sido una tendencia transversal", resume.

Impulso del canal online

Los minoristas coinciden en que la liberalidad de los compradores ha salvado la caja durante la segunda mitad del año. Gabriel Jené, director general de La Mallorquina, explica que el sector enfocado a los productos del hogar ha capeado mejor la pandemia: "Se ha estado más tiempo en casa por el teletrabajo, y a la vez se ha gastado menos en otros bienes como ocio y ropa. Como consecuencia, se ha gastado más en el equipamiento doméstico".

Establecimiento de La Mallorquina / LA MALLORQUINA

 

Establecimiento de La Mallorquina / LA MALLORQUINA

Otra de las tendencias observadas por esta firma ha sido el fuerte empuje del canal online en su estructura de negocio. "Ya contábamos con una presencia destacada en online, pero hemos tenido de todos modos un crecimiento exponencial del orden del 200%", expone. Un impulso que ha elevado los ingresos tanto a lo largo del primer aislamiento como durante los meses posteriores al fin del primer estado de alarma.

El obstáculo de las restricciones

Pero no todo es positivo: Jené reclama la reapertura inmediata de los centros comerciales. "Muchas tiendas se encuentran en estos complejos que siguen cerrados de forma discriminatoria. Los establecimientos están cerrados, pero el recibo del aquiler es uniforme y regular", advierte el empresario.

De hecho, tanto Pimec como Foment reclamaron el pasado viernes que la Generalitat permitiese la reactivación de los centros comerciales a partir del 7 de diciembre. Sin esperar, por tanto, a la reevaluación del plan de desescalada tras el aumento de la velocidad de contagio. Anteriormente, Comertia también realizó la misma petición para evitar la asfixia de los comerciantes que operan en estos recintos.

A por esa piscina plegable

Otras pymes consultadas comparten las buenas vibraciones sobre la evolución del segundo semestre. Miquel Esteba, gerente de Fes Més, revela que ya para finales de abril tuvieron un "alud de pedidos a través del canal online que no fuimos capaces de asumir".

Aunque poco después las ventas a través de la web se estabilizaron, "al principio se vivió un boom". En esta tienda de bricolaje se experimentó, además, un auge de la línea de exteriores. "La gente no sabía si podía llevar a sus chicos a los casals o de fin de semana, por lo que si podían compraban una piscina, arreglaban el jardín... hemos vendido también en mueble, pero en los productos de exterior nos disparamos", explica.

Piscinas desmontables de Amazon / ARCHIVO
Piscina desmontable / ARCHIVO

La Navidad no es 'core'

¿Es importante la campaña navideña para estos negocios? Esteba y Mena reconocen que su tipología de producto no tiene una salida fácil por estas fechas. "No sabemos afrontar todavía el tema del obsequio. Quizás es algo que debemos mejorar para darle más importancia", reconoce el directivo de Fes Més.

"Nosotros no volcamos esfuerzos publicitarios por la Navidad. Lo que sí empezaremos el 2 de enero con campañas de rebajas. Al no tener productos de entrega inmediata, los muebles que no se han ventido durante la primera quincena de diciembre ya no llegarán para las fiestas", expresa Mena.