Menú Buscar
Imagen de una aula del Campus de Turismo CETT-UB de Barcelona / CG

El auge del turismo en Cataluña abarrota las escuelas de hostelería

Los centros que forman profesionales y directivos admiten que su tasa de salida laboral "se acerca al 100%"

4 min

El auge del turismo en Barcelona abarrota las escuelas de hostelería y centros de formación de directivos y de profesionales de la industria. Los decanos perciben un "aumento del interés" y subrayan que sus tasas de salida laboral "bordean el 100%".

Así lo ve Ricard Santomà, director de la Facultad de Turismo y Dirección Hotelera Sant Ignasi de la Universidad Ramon Llull de Barcelona. "En datos para toda Cataluña, hace siete años 800 alumnos estudiaban un grado en este campo cada año. La cifra ha aumentado a más de 1.200", enumera.

El académico recuerda que la formación en turismo "se ha profesionalizado". Ha dejado de ser "una carrera socialmente poco aceptada" para convertirse en "formación con mucha salida".

En Sant Ignasi, subraya, los alumnos salen muy preparados por varios motivos. "Reciben formación internacional y una segunda y tercera lengua. Es lo que pedía el sector, y estamos alineados con ellos", indica.

Clave: los subsectores

Desde Ostelea, Albert Beltrán, profesor e investigador, aporta más claves sobre la fiebre para formarse para ser un buen gestor turístico.

"Los grados y másteres son muy interesantes porque abren un abanico de opciones para el mercado: cadenas hoteleras, turoperadores, agencias de viajes on y offline o empresas turísticas", indica.

auge turismo fiebre escuelas directivos

Turistas ante la Sagrada Familia de Barcelona / EP

Recuerda que el grado de inserción laboral de los grados es tan alto que "muchos estudiantes de tercero de grado ya compaginan sus estudios con un empleo en el sector".

"El producto interior bruto turístico (PIB) crece al 4,6%, por encima de la media nacional del 3,2%. Es natural que el mercado crezca y pida más profesionales. Nosotros nos encargamos de formarlos", remacha.

Del extranjero a Barcelona

Desde el Campus de Turismo, Hotelería y Gastronomía CETT-UB, adscrito a la Universidad de Barcelona, detectan otras tendencias en auge en el mismo terreno.

"El récord turístico en Barcelona se nota en la Formación Profesional (FP), que también impartimos aquí. Y también en los másteres, donde pasa algo curioso. Aumenta el alumnado internacional por el tirón de la marca Barcelona", admite Carme Cassà, directora de marketing de la escuela.

Cassà recuerda que la expansión del sector vacacional es tan fuerte que faltan profesionales para cubrir la demanda. "En FP tenemos más ofertas de trabajo de empresas que demandas de estudiantes para cubrirlas", reconoce.

¿Qué pide el mercado?

Cualquiera que fuere la demanda, los representantes de la academia recuerdan que el mercado exige cada vez más perfiles muy concretos.

"Un estudiante con un grado, un máster, inglés y una tercera o cuarta lengua, como el ruso o mandarín, tiene una muy buena prognosis de inserción laboral. Por ello en Sant Ignasi se ofrece el grado en el primer idioma", valora Santomà.

Beltrán arroja más luz sobre esta cuestión. "Antes, algunas empresas turísticas contrataban personal de forma poco profesional. Ello está acabando, pues las encuestas de satisfacción de visitantes indican lagunas con el personal en España".

Así, si un estudiante obtiene una buena formación, ¿cobrará un buen sueldo? "Depende del sector o subsector. A partir de un nivel comercial o gestión hotelera, las remuneraciones son buenas. Máxime si miramos las cadenas internacionales", concluye la portavoz del CETT-UB.

Destacadas en Business