Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Xavier Cuenca, paradista mayoritario de las antiguas pajarerías de La Rambla, ante uno de los establecimientos que el Ayuntamiento de Barcelona prevé cerrar / DOSDE2

Recogen 80.000 firmas contra la desaparición de las antiguas pajarerías de La Rambla de Barcelona

El ayuntamiento prevé cerrar estos establecimientos en agosto, por lo que el paradista mayoritario pide reunirse con la Síndica para denunciar su situación

4 min

La familia Cuenca, propietaria de cinco de las once antiguas pajarerías de La Rambla de Barcelona, acumula 80.000 firmas recogidas contra la desaparición de estos establecimientos. El Ayuntamiento de Barcelona prevé cerrarlas en agosto tras tomar una decisión unilateral de ejecutar su cierre definitivo, una medida que dejará sin trabajo a 98 personas.

Por ello, los afectados denuncian la actitud y la falta de diálogo del consistorio y reclaman “iniciar un diálogo sincero para encontrar una solución definitiva al futuro de los antiguos pajareros, con su permanencia o salida de La Rambla si no hay más remedio, pero siempre desde el consenso”. Así lo ha expresado Xavier Cuenca, miembro de la tercera generación de la familia, en rueda de prensa esta mañana.

Alegoría de la película ‘UP’

Además de sumar 20.000 firmas a las 60.000 que ya recogieron cuando Barcelona puso en marcha el Pla Cor en 2012, un proyecto municipal de reordenación de La Rambla, Cuenca ha realizado otro acto de protesta. Ha transformado uno de los puntos de venta que gestiona su familia en el paseo central de esta avenida en una réplica de la famosa casa de los protagonistas de la película de dibujos animados UP.

Han atado decenas de globos de colores a la parte superior del quiosco para representar una de las escenas más populares de esta animación. Así, buscan denunciar públicamente la futura desaparición de estos puntos de venta ante este proyecto de remodelación urbanística, que está previsto que se lleve a cabo entre 2022 y 2030.

Retirada de los puestos de flores

En este sentido, en la rueda de prensa de esta mañana, Xavier Cuenca se ha dirigido a la concejala de Comercio, Mercados, Consumo, Régimen Interior y Hacienda, Montserrat Ballarín, para exponer que "si lo que quiere el Ayuntamiento en el proyecto de remodelación de La Rambla es liberar espacio del paseo central, puede comenzar hoy mismo retirando los ocho puestos de venta de flores que han quedado vacíos a coste cero para las arcas municipales”.

Así, el paradista quiere dejar claro que, si el ayuntamiento estuviera dispuesto a iniciar una negociación con los antiguos pajareros, se podría encontrar “una solución que evitara su desaparición y satisficiera a todos los implicados”. Aun así, en el peor de los casos, solicita el mantenimiento de estos comercios hasta 2028, año en el que se prevé iniciar la fase de las obras de remodelación en el tramo donde se encuentran estos quioscos.

Reunión con la Síndica

Por otro lado, Xavier Cuenca pide reunirse con la Síndica de Greuges, Maria Assumpció Vilà, para exponer su situación y la del resto de paradistas. Asimismo, su intención es informarle que, ante la falta de diálogo, no tienen otra alternativa que “presentar un recurso de alzada vía administrativa contra el expediente municipal que determina su desahucio definitivo”.

Mientras los afectados han abierto la vía judicial para rebatir esta decisión del consistorio, este argumenta que la decisión se ha tomado porque ya han caducado las licencias municipales de estos puntos de venta –con vigencia de 50 años–. No obstante, los afectados esgrimen razones jurídicas para tratar de demostrar que estas siguen en vigor y evitar su desahucio definitivo.