Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La sede del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), ubicada en la zona industrial de los alrededores de la capital catalana / CG

El AMB recibe 158 millones de euros de los fondos europeos para financiar la movilidad sostenible

Las políticas del organismo se basarán en la implantación de nuevas Zonas de Bajas Emisiones, la compra de bicicletas y autobuses eléctricos, y la digitalización

4 min

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha conseguido el 100% de los fondos Next Generation de la Unión Europea (UE) a los que optaba. Esto supone 40 millones de euros para desarrollar los 19 proyectos metropolitanos. Respecto al resto del importe, los 15 municipios de la conurbación barcelonesa han obtenido 118,6 millones, el 98% del solicitado. Entre ambos solicitantes, suman un total de 158,6 millones.

“Estamos en la mayor aportación de recursos que se ha hecho nunca en los territorios para trabajar en una movilidad más sostenible”, ha apuntado el vicepresidente de Mobilidad, Transporte y Sostenibilidad del AMB, Antoni Poveda. Los tres puntos principales de la solicitud del organismo supramunicipal iban destinados a entidades metropolitanas, municipios de más de 50.000 habitantes, y entre 20.000 y 50.000. Los de más de 50.000 podían acogerse, además, a la ampliación de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE), como la implantada en las rondas de Barcelona.

Compra de 2.600 bicis y casi 150 autobuses

Estos más de 158 millones de euros irán destinados a 19 proyectos para fomentar la movilidad sostenible e intentar llegar a la neutralidad climática antes de 2050. Para ello, siete millones de estos fondos irán a parar a la creación e implantación de un nuevo sistema de bicicleta metropolitana. Se comprarán 2.600 nuevas bicis y se colocarán 230 estaciones en 15 municipios del cinturón de la capital catalana.

En este punto también se adquirirán 149 autobuses eléctricos para la flota de Bus Metropolità. De estos, 39 irán a parar a empresas de gestión indirecta y el resto a los de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB). No obstante, Poveda no ha concretado en qué zonas se implantarían, o si serán destinados para nuevas líneas pendientes de desarrollar por parte del organismo en el cinturón barcelonés.

Digitalización y ZBE metropolitana

Estos fondos deberán servir para dar un paso más allá en la digitalización de los servicios públicos metropolitanos, como ya comenzó a hacer con las estaciones FGC. El objetivo es iniciar un nuevo modelo de aplicaciones móviles y la mejora de gestión de los billetes y pago del transporte urbano, que ya se intentó llevar a cabo, con innumerables retrasos, con la T-Mobilitat.

Por último, la ZBE se ampliará más allá de las rondas que rodean Barcelona. Los municipios de más de 50.000 habitantes que han solicitado ser incluidos en esta área para reducir la contaminación son Badalona, Sant Boi de Llobregat, El Prat de Llobregat, Santa Coloma de Grament y Viladecans.

Poveda ha destacado la puntuación de 84,75 sobre 100 de los proyectos presentados por el AMB para optar a los fondos europeos Next Generation. “Mejor valorados que Barcelona, Madrid, Zaragoza o Bilbao”, ha asegurado. En porcentajes, el 33% de los más de 158 millones irán destinados a la transformación urbanística, el 20% transporte público no contaminante, otro 17% a la digitalización, el 15% bicicleta, alrededor del 12% a un genérico de bajas emisiones y el 3% a la mejora eficiencia transporte público.