Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Raquel Sánchez, ministra de Transportes

Raquel Sánchez carga contra la "inmadurez" del Govern por echarse atrás en El Prat

La ministra de Transportes lamenta que el 'no' del Ejecutivo autonómico desbarate una inversión de 1.700 millones de euros

4 min

El Gobierno ha cargado con dureza contra la Generalitat de Cataluña tras anunciarse el fracaso de las negociaciones para ampliar la tercera pista del aeropuerto de El Prat. "Es evidente que la Generalitat no tiene una posición madura sobre esta inversión", ha declarado la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez.

En una rueda de prensa extraordinaria, la ministra ha acusado al ejecutivo catalán de romper el acuerdo inicialmente adquirido sobre la remodelación del aeródromo. "Confieso que las declaraciones tanto del president como de su portavoz nos han sorprendido muchísimo. Es imposible llevar a buen término un proyecto de tanta envergadura como este sin un apoyo nítido y sin fisuras por parte de la Generalitat. Transcurrido algo más de un mes, consideramos que el pacto se ha quebrado por una pérdida de confianza manifiesta", ha dicho.

Colapso de El Prat

Sánchez ha lamentado que el rechazo del Ejecutivo autonómico pueda provocar el colapso de la infraestructura, que empieza a border el límite de su capacidad. "Queríamos impedir que una infraestructura como ésta llegase a la saturación porque exige mucho tiempo de planificación y una gran inversión".

"En cualquier caso, no traspasaríamos el límite de las 90 operaciones por hora y mantendríamos la restricción del impacto acústico en los municipios colindantes", ha afirmado. El Gobierno prevé que las instalaciones alcancen su pico de operaciones en 2026, fecha para cual estaba prevista precisamente la inaguración de la tercera pista así como de una terminal satélite.

El 'no' de Aragonès

Además, la exalcaldesa de Gavà ha recordado que el vicepresidente y consejero de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, avaló en agosto la inversión de 1.700 millones en El Prat. Sin embargo, fue el propio presidente autonómico, Pere Aragonès, quien la semana pasada dio marcha atrás escudándose en motivos ambientalistas.

De hecho, las diferencias sobre la tercera pista han creado un nuevo cisma entre ERC y Junts. Tras conocerse la suspensión de la inversión, Puigneró ha cargado contra los republicanos por sembrar "confusión" sobre las obras en el aeropuerto.

Respeto al medio ambiente

Respecto a la protección de La Ricarda, la zona natural que limita con las instalaciones aeroportuarias, ha manifestado que "siempre se ha pretendido respetar escrupulosamente las exigencias de restauración de la superficie de hábitats" recomendadas por la Unión Europea. Es más: el DORA II --el documento que contiene las actuaciones estratégicas de AENA entre 2022 y 2025-- amplía las hectáreas verdes de este paraje hasta un 25%.

Pese a estas críticas, Sánchez ha "tendido la mano" al Govern para que reconsidere su posición. "Queremos convertir el aeropuerto de El Prat en un hub intercontinental y proteger la zona natural aledaña al aeródromo", ha resumido. Dos objetivos que para la ministra pueden alcanzarse si todas las administraciones reman a favor. "El Gobierno quiere que Cataluña vuelva a ser un motor económico de España y convertir El Prat en un hub intercontinental, pero no va a imponer la ampliación del aeropuerto", ha remachado.