Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mònica Roca (d), presidenta de la Cámara de Comercio de Barcelona, junto a su predecesor, Joan Candell / CAMBRA DE COMERÇ DE BARCELONA

Rapapolvo a Mònica Roca en su puesta de largo como presidenta de la Cambra

El empresario José María Torres censura la politización de la entidad durante el mandato del equipo de Eines de País con Joan Canadell a la cabeza

8 min

La Cámara de Comercio de Barcelona ha ratificado este lunes a Mònica Roca como nueva presidenta de la entidad de dinamización empresarial local. Sin embargo, la jornada ha estado marcada no tanto por la elección de la empresaria, sino por la dura reprobación del empresario José María Torres García contra el actual equipo de gobierno de la Cambra. El representante de Pimec en el plenario ha tomado la palabra para denunciar la politización de la corporación durante el mandato de Eines de País, la candidatura independentista encabezada por Joan Canadell que accedió al poder tras las elecciones camerales de 2019.

El propietario de la tecnológica Numintec ha presentado una candidatura alternativa a la presidencia con objeto de pronunciar una moción de censura contra la deriva de la organización. "No es que quiera, pero estoy obligado a presentar una candidatura aún a costa de conseguir un único voto, el mío", ha manifestado. Finalmente, Torres ha cosechado algo más de respaldo en la votación celebrada en un pleno extraordinario que la dirección ha hecho coincidir con el 8M. Sobre un censo de 42 miembros del pleno --15 integrantes se han ausentado del acto por motivos personales--, Mònica Roca ha recibido 32 votos, José María Torres, cuatro votos, y se han registrado seis votos en blanco.

"Empresarios exaltados"

Durante su turno de palabra, Torres ha reprochado al comité ejecutivo la instrumentalización de la entidad al servicio de una agenda partidista que ha arrinconado las urgencias reales de las empresas. "Ustedes y los suyos no entienden lo que es una Cámara. No saben para qué nacieron, a qué se dedican y qué defienden. Tienen intereses propios de empresarios exaltados que anteponen su visión del mundo y de Cataluña al interés de las empresas", ha expresado.

"Se han equivocado totalmente de institución. La Cámara es una corporación pública de defensa de intereses generales. Hagánse de una patronal independentista. La Cambra ni se merece ni debe estar gobernada por líderes independentistas e ideologizados", ha afirmado. Para el patrono, la organización de dinamización empresarial ha perdido en solo dos años el prestigio acumulado durante las últimas décadas, y prueba de ello es que Foment, Pimec, CCOO y UGT, que en el pasado habían colaborado con la institución, se ha posicionado en contra de proyectos como la nueva ley de cámaras.

torres camara
José María Torres, representante de Pimec en el pleno de la Cambra / CAMBRA DE COMERÇ

Desplante a Seat

Torres también ha recordado el plante total del independentismo institucional, incluida la Cámara de Comercio de Barcelona, al acto celebrado en Seat en que se anunció el nuevo coche eléctrico de la automovilística. "¿Cómo es que no estaban en Martorell? Porque iba el Rey y resulta que son antimonárquicos. Luego dirán que la Cambra no hace política", ha disparado.

El empresario también ha traído a colación los polémicos tuits de Canadell en que vinculaba España con "paro y muerte", la defensa del secesionismo desde los altavoces oficiales de la corporación o, en la última semana, la actitud tibia de la organización respecto a la condena de los disturbios ocurridos en Barcelona tras el encarcelamiento de Pablo Hasél. "Su experiencia de gobierno y de gestión es igual a cero. Si la cámara fuera una empresa, a muchos de ustedes no los hubieran contratado", ha rematado Torres.

Recuperar la ley de cámaras

Por su parte, la nueva presidenta ha enumerado algunos de los hitos de la Cambra bajo la dirección de Eines de País, la candidatura independentista que se hizo con la mayoría de la corporación en 2019. Entre estos logros ha destacado la creación de 13 comisiones de trabajo (en especial la referida al talento femenino), la inauguración del Centro Blockchain de Cataluña, la colaboración con el proyecto new space de la Generalitat (conocida también como la NASA catalana) o el refuerzo de las delegaciones regionales de la Cámara de Comercio de Barcelona.

El objetivo que, sin embargo, centrará la agenda de Roca será el intento de desbloquear la nueva ley de cámaras. En la pasada legislatura, esta norma cosechó el rechazo frontal de patronales y sindicatos, que vieron el proyecto como un intento de usurpar sus funciones como agentes sociales. Finalmente, la propuesta naufragó en el Parlament por la falta de apoyo de las fuerzas polítcas fuera del Govern, que no compartieron ni el fondo ni la forma (lectura única) con que se intentó sacar adelante la iniciativa. "El primer tema que abordaremos será la ley de cámaras. Espero que os suméis a esta defensa como miembros de las cámaras que sois", ha declarado.

Elogios para Canadell

Ahora bien, Roca ha reconocido que el impacto de la pandemia ha obligado a rectificar la hoja de ruta del órgano de gobierno para levantar "un muro de contención" en beneficio de las empresas. "La crisis sanitaria lo sacudió todo. Hemos priorizado nuestros proyectos y combinando objetivos a medio plazo con otros a corto plazo", ha indicado. En este punto, la dirigente ha manifestado que estará vigilante con los fondos de reconstrucción para asegurar que lleguen a los autónomos y las pymes.

Roca asume el cargo tras la renuncia de Joan Canadell, que dio un paso atrás el pasado mes de diciembre para concurrir a las elecciones del 14F. En su intervención, la empresaria ha elogiado la gestión del ahora diputado de Junts per Catalunya --"ha luchado incansablemente por la creatividad, innovación y talento"-- y ha afirmado que seguirá la senda iniciada por su predecesor. Durante el pleno, también se ha elegido a Jaume Aragall como nuevo vocal del comité ejecutivo.