Menú Buscar
El presdiente del Gobierno,Mariano Rajoy,posa con la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente., Isabel García Tejerina; el Energía, Álvaro Nadal; y el comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete / EFE

Rajoy anuncia una nueva subasta de renovables por 3.000 megavatios

La medida busca luchar contra el cambio climático en la requerida transición energética

3 min

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado este jueves que ha iniciado los trámites para lanzar una nueva subasta de energías renovables por 3.000 megavatios. Lo impulsa en el marco de la requerida transición energética para luchar contra el cambio climático.

Ha hecho el anuncio en la inauguración de las jornadas de debate España, juntos por el clima”, en las que durante dos días se han citado políticos, científicos, empresas, ONG y otros actores interesados para sentar las bases de la futura ley para rebajar las emisiones en el país.

El reto

“El cambio climático es una de las encrucijadas más importantes que hemos afrontado a lo largo de la historia”, ha asegurado el presidente. Estima que en esta lucha la transición del sistema energético debe ir de la mano de las políticas contra el calentamiento.

Ha sacado pecho de la subasta de 3.000 megavatios renovables ya celebrada, que supone un aumento del 10% respecto a la generación renovable anterior. También ha destacado que esto se ha hecho "sin coste añadido para el consumidor", ya que los operadores privados no recibirán las primas que alteraron el modelo anterior y derivaron en el agujero de la factura eléctrica. 

Política energética

Rajoy valora que la subasta ha suscitado "un gran interés" y que España debe seguir por esa vía. En esta misma línea, ha dicho que "una mirada objetiva basta para comprender el impacto extraordinario del fenómeno". En el marco de las medidas para afrontar la lucha contra el cambio climático, considera necesaria una transición energética para descarbonizar la economía y una profunda transformación en el modo de producir y de consumir.

Así, considera que si España tiene un sistema energético sostenible, seguro y competitivo, no sólo podrá cumplir sus compromisos en materia de reducción de emisiones. También logrará que la política energética sea un pilar de la competitividad y del crecimiento, otra de las demandas empresariales del momento. El alto precio del consumo, especialmente de la electricidad, lastra la competitividad del sector industrial. 

"Se trata de mejorar nuestro bienestar usando menos energía y con menor huella ambiental y de conseguir un mis energético a precios competitivos", ha sentenciado el presidente del Gobierno.