Menú Buscar
Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca, en una imagen de archivo.

Radiografía al nuevo depósito de Abanca

La entidad gallega ofrece un rendimiento de hasta el 3,80% a vencimiento que se indexa en la cotización de Vodafone y Repsol

Olivia Feldman (Helpmycash)
4 min

Los plazos fijos han perdido su atractivo entre los ahorradores. El dinero está allí y los bancos apuestan por los depósitos estructurados, con rendimientos altos pero con condiciones. El gallego Abanca se ha unido a la guerra por los clientes con el Depósito 30, que ofrece un cupón a vencimiento de hasta el 3,80% sobre el capital invertido.

Eso no es lo que van a cobrar los clientes, es lo máximo al que pueden aspirar. Este producto cuenta con un plazo de dos años y medio y con el capital garantizado. La rentabilidad final está subordinada a la cotización bursátil de dos acciones que actualmente presentan gran volatilidad: Vodafone y Repsol.

Comparación del nivel de las acciones

Su funcionamiento es idéntico al de la mayoría de los estructurados: si en la fecha de observación final el nivel de las dos acciones es igual o superior a su precio de referencia inicial, se pagará la remuneración máxima. En este caso, un cupón del 3,80% nominal sobre el capital invertido, equivalente a una TAE del 1,50%.

Por el contrario, si alguna de las dos acciones se encuentra por debajo de su precio de referencia inicial en la fecha de observación final, el cupón se reducirá hasta el 0,30% (0,12% TAE).

¿Rentabilidad atractiva?

En el segundo escenario la rentabilidad es poco atractiva por haber tenido el dinero inmovilizado en la entidad durante 30 meses. Hay que asumir que se trata de una puesta cuyo resultado es difícil de predecir, advierten desde el comparador de depósitos HelpMyCash.com.

El valor de referencia inicial de los dos títulos será el precio al cierre del próximo 2 de mayo. La fecha en la que se comprobará si el valor de las acciones ha caído, se ha mantenido igual o ha subido será el 31 de octubre de 2018, al vencimiento del depósito.

Fecha límite de contratación

La entidad ha fijado como fecha límite de contratación del depósito el próximo 29 de abril. El importe mínimo es de 3.000 euros y la operación está exenta de gastos de mantenimiento y gestión.

Además de tener una rentabilidad variable que escapa al control del cliente, otra de las desventajas es que no puede cancelarse hasta el vencimiento del depósito, algo que se deberá tener en cuenta antes de firmar el contrato.

¿Es más rentable que un plazo fijo tradicional?

 El Depósito 30 de Abanca permite ganar 380 euros brutos por cada 10.000 euros invertidos, siempre y cuando los activos subyacentes evolucionen favorablemente y se consiga el objetivo de rentabilidad. En caso contrario, el cupón será del 0,30% y las ganancias se reducirán a 30 euros por cada 10.000.

Si bien es cierto que el 1,50% TAE ofrecido por Abanca supera, con creces, la media de los plazos fijos, conlleva el riesgo de que al final se acabe ganando mucho menos. Sorprendentemente, aún quedan depósitos tradicionales con plazos similares a los de Abanca que son aún más rentables y no están condicionados a la evolución de ningún activo, es decir, que desde el primer momento se sabe lo que se va a ganar.

Otros productos del banco

Es el caso del Depósito a 2 años de Easisave al 2% TIN, uno de los más rentables del mercado, que permite ganar 400 euros por cada 10.000 euros, es decir, 20 euros más que con el depósito de Abanca, pero con seis meses menos de plazo.

En Banca Farmafactoring, otra de las entidades que ofrece depósitos a largo plazo con rentabilidades por encima de la media, se puede conseguir un 1,60% TIN a 2 años equivalente a ganar 320 euros por haber depositado 10.000. Son 60 euros menos que con el Depósito 30, pero con un plazo de dos años en lugar de dos años y medio, por lo que si se hace la equivalencia, el depósito de Banca Farmafactoring resulta ganador.