Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Personal médico recoge la comida enviada por Delivery4Heroes

¿Quién está detrás de la iniciativa para llevar comida a los hospitales?

Varios restaurantes impulsan 'Delivery4Heroes' para repartir alimento cada noche a los médicos que combaten el coronavirus en Barcelona

3 min

“Si sé que puedo hacerlo y no lo hago, no podría dormir”. Sergi Zacariadis, responsable del restaurante Sushifresh, es uno de los promotores de Delivery4Heroes, una iniciativa que se ha puesto en marcha esta semana para llevar la cena a los médicos que combaten la pandemia de coronavirus en los hospitales de Barcelona. El movimiento ya concentra a ocho marcas que reparten más de 300 menús a los profesionales sanitarios cada noche. La idea es ampliar el servicio a medida que otras empresas se sumen.

Los restaurantes son uno de los servicios que han tenido que parar su actividad con la entrada del decreto del estado de alarma, aunque sí se les permite abrir sus cocinas siempre que se hagan pedidos para llevar y no se coman en los establecimentos. No obstante, en lugar de presentar un ERTE como ha ocurrido en la mayoría de casos del sector y despedir de forma temporal a la plantilla, estas compañías han apostado “de momento” por aguantar el tirón y tratar de servir cada día a los profesionales médicos.

"No hemos hecho ningún ERTE"

“Podemos asumir que nos cierren la tienda, pero el delivery ya está sufriendo también. De momento no hemos hecho ningún ERTE ni despidos. Es la marca la que asume esas horas de trabajo a beneficio cero y paga los sueldos de la plantilla”, explica Zacariadis.

Sushifresh y Pizzamarket fueron los primeros en aliarse para prestar el servicio, que comenzó el pasado martes. Hasta el momento se han adherido compañías como Timesburg, Gonzalez&Co, L’Avocaterie, Niji, Turris y Wok to Walk. Cada noche se hace la entrega en un hospital diferente de Barcelona para hacer llegar la comida a todos los profesionales.

Rotación entre hospitales

Delivery4Heroes rota entre el Hospital Clínic, Sant Pau, Vall d’Hebrón, Bellvitge, Hospital del Mar y Sangrat Cor. No obstante, la entrada de nuevos restaurantes ya hace plantearse a los responsables expandir el servicio a otras personas que se ven afectadas en mayor medida por el impacto del coronavirus, como las dependientes o las residencias de ancianos. “Le dedicamos un montón de horas y nadie nos paga nada, pero es una ocasión para hacer algo”, manfiesta Zacariadis.

“Cada uno dice lo que puede aportar esa noche, la furgoneta inicia la ruta para recoger la comida y sobre las 20:30 horas la dejamos en el hospital”, cuenta Zacariadis. Las entregas se hacen de forma segura y sin contacto para evitar la propagación del coronavirus. Se avisa al personal sanitario antes de llegar para que estén preparados y se deposita en un espacio destinado para ello. 

Destacadas en Business