Menú Buscar
Aspecto exterior del hotel Las Dunas Healthouse, la primera incursión de Naturhouse en el mundo del turismo de lujo

"¿Quién es Ada Colau para meterse en si hay muchos hoteles en Barcelona?"

Félix Revuelta, propietario de Naturhouse, ha entrado en el negocio turístico con un hotel de lujo en Estepona y defiende una industria de calidad y a precios elevados

3 min

--Desde hace dos años ha entrado en el negocio turístico con el hotel Las Dunas en Estepona. ¿Qué tal la experiencia?

--A este negocio le voy a dar cinco años, como hice con Naturhouse. Es muy innovador, y necesita algo de tiempo. Es una oferta de lujo y salud, de modo que puedes estar haciendo dieta, pero en un hotel de playa ingiriendo 1.300 calorías al día de una forma deliciosa con la cocina nada menos que de Andoni Luis Aduriz, al que hemos montado una huerta para abastecer de forma directa la despensa. Creo que es lo que necesita España, turismo de lujo.

--Desde luego, porque el gasto medio por turista ha vuelto a bajar en agosto.

--Cada verano alquilo un barco y me llevo a mis hijos y nietos unos días. Es una forma de estar todos juntos. Este año quisimos dormir un par de noches en tierra firme en la Costa Azul, y no vea usted qué castaña te pegan. Todo lleno a 900 euros la habitación. Ahí tenemos que ir.

--En esos sitios aplican unas tasas turísticas de campeonato y aquí los hoteleros se resisten. Los de Baleares la han recurrido a los tribunales, los de Girona no paran de pelearla.

--Bueno, pero también es verdad que los gobiernos se meten donde no deben. Como en Barcelona, ¿quién es Ada Colau para meterse con los hoteles? Habrá los que tenga que haber, ya lo dirá el mercado. Si hay demasiados, tendrán que bajar precios.

--Pero también es cierto que la presión turística echa a los vecinos de algunos barrios de la ciudad.

--A lo mejor, lo que hay que regular son los pisos turísticos y esas cosas. Pero el turismo, si tiene calidad, es una fuente de ingresos muy importante. Nosotros somos una potencia y debemos aprovecharlo porque no podemos competir en industria, en producción y esas cosas.

--Este verano se ha vivido una saturación en las instalaciones turísticas españolas.

--Se han unido muchos factores que lo han propiciado. Pero mire lo que ha pasado con el hotel Vela de Barcelona. Mucha gente pensaba que no iba a funcionar, pero va como un tiro y ha contribuido a que el precio medio de la habitación esté ya al nivel de Madrid. Eso es riqueza, no se puede frenar.

--Muchos hoteleros españoles van a volumen, dependen de turoperadores y de cadenas. Trabajan con poco margen.

--Eso es un problema. En la Costa Azul no son cadenas, son empresas familiares y se ganan bien la vida. En Las Dunas aún estamos definiendo el modelo de negocio, pero desde luego no trabajaremos con cadenas, sino que iremos directos al cliente con un servicio propio, sin operadores de fuera.