Menú Buscar
Un grupo de turistas en un piso turístico alquilado a una plataforma electrónica / CG

¿Qué hago si veo que mi piso alquilado se ofrece a turistas?

'Reokupar' tu vivienda puede acarrear consecuencias penales; los expertos recomiendan acudir a la vía judicial

4 min

¿Qué hago si veo que mi piso alquilado se ofrece a turistas por internet? El caso de una mujer de Barcelona que reokupó su vivienda que se realquilaba en Airbnb ha generado un fuerte debate social. En este cruce de opiniones, los expertos arrojan más luz: la vía judicial es la solución.

"No se puede recuperar por la fuerza tu vivienda, aunque ello seguro que concita mucho apoyo social. Si has alquilado el piso, has cedido temporalmente la propiedad. Recuperarlo por la fuerza puede constituir delito y el inquilino puede hasta reclamar daños y perjuicios", explica Gonzalo Magallares, letrado de Pérez-Álvarez Abogados.

El letrado subraya que la mejor estrategia es "proceder por la vía extrajudicial, con un burofax de aviso al arrendatario. Ello dará argumentos para ganar un juicio posterior con condena en costas, si lo hubiera. El próximo paso es denunciar por la vía civil un incumplimiento de contrato".

El ayuntamiento conoce estos casos

Su colega de profesión, Marc Pertíñez, coincide en el consejo. "El Ayuntamiento de Barcelona acostumbra a archivar las sanciones por alquiler turístico ilegal si se demuestra que quien lo hace es un inquilino. Basta con presentar el contrato depositado en el Incasòl o la cámara de la propiedad urbana", avisa.

El letrado de Pertíñez Romagosa, experto en derecho de la propiedad, se queja precisamente de que "algunos alquileres no se depositan en el Incasòl o son acuerdos verbales, igualmente válidos". En cualquier caso, la corporación ya no sanciona al propietario si un arrendador incumple la Ley de Turismo de Cataluña.

"Cambió el criterio tras perder una sentencia", recuerda el profesional.

"De cinco a seis meses y 350 euros"

Fuentes del sector inmobiliario subrayan que situaciones como la de alguien que se ve obligado a reocupar su vivienda no son tan extrañas.

"Recibimos con frecuencia preguntas de gente que cedió un piso suyo a un amigo y éste no paga. ¿Qué ha pasado? Pues que has perdido el piso y a un amigo", asevera un profesional de la mediación.

"Nosotros recomendamos firmar contratos con cláusulas explícitas contra el subarriendo. Ello blinda al propietario de cara a un proceso judicial", abunda el mismo profesional.

En total, una causa civil por incumplimiento de contrato de un arrendatario suele durar unos cinco o seis meses. "El precio de partida son 350 euros, no es caro".

"No mezclar"

Por su parte, la Plataforma Proviviendas Turísticas de Barcelona pide "no mezclar el caso" con el alquiler convencional a turistas. "El subarriendo se puede perseguir. Esto es un caso de manual. Igual que el vecino que le realquila el piso a estudiantes de Erasmus", defiende Elizabeth Casañas, su portavoz.

"No porque alguien realquile su piso arrendado a estudiantes se le va a montar una campaña en contra. Pues es lo mismo. Es un caso muy, muy particular que no refleja las prácticas mayoritarias del alquiler vacacional", ha añadido Casañas.

Cabe recordar que Airbnb retiró ayer el anuncio de su página web, que generaba ingresos de 8.000 euros anuales al inquilino. El Ayuntamiento de Barcelona anunció la apertura de un expediente sancionador contra el inquilino e hizo una llamada pública a denunciar casos similares.

Destacadas en Business