Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fotografía de archivo de la entrada en la sede central del Banco de España en Madrid / EFE

Qué billetes y monedas deterioradas cambia la banca en España

Presentar la mitad de la superficie o poder demostrar que se ha destruido la parte que falta permiten obtener a cambio dinero acabado de salir del horno

Olivia Feldman (Helpmycash)
4 min

Billetes que acaban en la lavadora, partidos por la mitad con la cremallera de la cartera o monedas en las que es complicado leer las inscripciones de lo desgastadas que están son experiencias vividas por la mayoría de la ciudadanía. Nada dura para siempre, pero tan normal es encontrarse en una de estas situaciones como no saber qué hacer e intentar colocar por todos los medios el dinero deteriorado a un tercero.

Alargar el ciclo de ida no es o más recomendable, ya que existen múltiples vías para intercambiarlos. La más sencilla es presentarlo a una sucursal del Banco de España o a una entidad que maneje efectivo para que lo analicen y nos lo cambien por otro en buen estado o nuevo.

Condiciones de cambio de billetes

Según el regulador, la norma general marca que se realizará el cambio “cuando se presente más de la mitad de la superficie original del billete o cuando se pueda demostrar que la parte que falta se ha destruido”. Los casos de billetes mojados son los más habituales, pero también sufren otros percances como estar quemados de un lado o, directamente, rotos.

“Los billetes manchados, ensuciados con inscripciones o rotos, una vez reconocidos, pueden canjearse por billetes nuevos de igual valor. Otra opción es abonar su importe en la cuenta corriente de la entidad financiera que señale quien lo presenta”, añaden los mismos interlocutores. También se comprobará en el proceso que el billete no haya sido intercambiado previamente.

Monedas defectuosas

Con las monedas el procedimiento es exactamente igual. Si tenemos alguna que esté deteriorada o defectuosa, podemos acudir a una entidad de crédito, presentarla directamente en una sucursal del Banco de España o remitirla al Centro Nacional de Análisis de Moneda (CNAM).

De esta forma, si está defectuosa, se cambiará por otra de importe igual y en buen estado.

Actualmente, el Banco de España tiene su sede central en Madrid y además dispone de 15 sucursales en diferentes capitales de provincia (A Coruña, Oviedo, Bilbao, Valladolid, Zaragoza, Barcelona, Badajoz, Valencia, Alicante, Murcia Sevilla, Málaga, Palma, Tenerife y Las Palmas).

¿Fin del dinero en activo?

Las operaciones con tarjetas contactless o las compras on line son cada vez más habituales en nuestro país; sin embargo, aún estamos a la cola de Europa. Poco a poco el pago en efectivo pierde protagonismo en detrimento de las tarjetas y los nuevos medios de pago.

En países como Dinamarca o Finlandia ya llevan varios años dándole vueltas a la idea de eliminar el dinero físico. En España, sin embargo, vamos algo más rezagados, el pago móvil disponible gracias a la tecnología NFC avanza lentamente.  

Tarjetas gratis

Si bien todos los sectores de la población parecen poder asimilar un cambio drástico en lo que al uso de efectivo se refiere, está claro que todavía se tendrán que mejorar muchos aspectos.

Por el momento, podemos disfrutar de mejoras en las plataformas digitales de los bancos y de cuentas bancarias con tarjetas gratis año tras año para todos aquellos que prefieran no estar tan vinculados al efectivo. Para saber cuáles son las mejores cuentas con tarjetas gratis del mercado lo mejor es comparar varias cuentas con ayuda de un comparador de productos financieros como HelpMyCash.com para ver cuál es la que se adapta mejor a lo que estamos buscando.