Menú Buscar
Un avión tipo Airbus A330 de Qatar Airways en el aeropuerto de El Prat de Barcelona / CG

Fuga de pasajeros de Qatar Airways en España por el boicot en el Golfo

La aerolínea catarí encaja cancelaciones y quejas por el bloqueo comercial y diplomático de los países vecinos

09.06.2017 00:00 h.
6 min

Es pequeña, pero ya está abierta. Qatar Airways sufre una vía de agua en España por la crisis en el Golfo Pérsico, donde el emirato ha sido aislado por sus vecinos entre acusaciones de promover el terrorismo en países como Palestina o Siria.

La aerolínea propiedad del Estado soberano está encajando un número de reclamaciones, peticiones de cambiar de compañía y cancelaciones de pasajeros a los cuatro destinos a los que ya no puede volar: Arabia Saudí, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos y Egipto.

La compañía aérea defiende que continúa operando con "regularidad y absoluta normalidad" los dos vuelos diarios entre Madrid y Barcelona y Doha. Asimismo, agrega: "En Qatar Airways, nuestros pasajeros son nuestra máxima prioridad y seguiremos trabajando para garantizar que tengan un viaje satisfactorio hasta su destino final".

"No quiero hacer escala allí"

La versión es, en realidad, la misma que la aerolínea difundió públicamente y de forma interna a agencias de viajes el martes. En tres días, no obstante, la situación ha empeorado.

"Catar está viviendo la tormenta perfecta. Estamos hablando que hasta doce países, incluidos los de tu entorno, te han denegado el derecho de sobrevuelo. Es una situación muy grave", valora un experto del sector turístico que prefiere permanecer en el anonimato.

Quien no tiene problemas en comunicar sus problemas es Pasifika Viajes. Este intermediario ubicado en Madrid notifica "al menos diez cambios de aerolínea" desde que estalló la crisis diplomática el lunes, 5 de junio.

"Es gente que tenía viajes de verano de corte vacacional a Asia. A la luz de lo acontecido, no quieren hacer escala en Doha. ¿Qué alternativas tienen? Volar con Emirates y parar en Dubái o hacerlo con Etihad y descansar en Abu Dabi", enumera Matías Juda, consejero delegado del intermediario.

"Hasta julio puede cambiar"

Otro de los operadores que ha notado el impacto de la crisis de Catar es Bestours, una agencia especializada en viajes vacacionales y corporativos. "Ha habido de todo desde que estalló la crisis. Gente que ha pedido cambiar de aerolínea, gente que continúa volando sin problemas y otros que expresan dudas", explica su directora general, Julia Franch.

La directiva hace hincapié en dos puntos. "Encontrar alternativas es difícil. La mayoría son vuelos de verano a Asia. No hay muchas plazas disponibles y, seguramente, son más caras", constata.

Según Franch, lo importante es esperar a que evolucionen los acontecimientos, ya que otros destinos se han recuperado tras sucesos traumáticos, argumenta.

Los pequeños, consultas

Otro de los segmentos afectados por la crisis del Golfo —y su efecto en la aerolínea estatal de Catar— es el de las pequeñas agencias especializadas en viajes de aventuras.

Intermediarios como Tuareg o Kananga continuarán reservando pasajes para sus clientes con escala en Doha, con matices.

"Ha habido consultas de los pasajeros por este motivo. Pero el perfil de nuestro viajero es más aventurero y no es tan sensible como los grupos", asevera una comercial de esta útlima empresa.

Emirates pesca en la crisis

En la crisis de Qatar, aerolínea, y Catar, país, también hay ganadores. Emirates ha visto aumentar la ocupación de sus vuelos entre España y los siete emiratos cerca de un 20% en menos de una semana, según informan fuentes del sector de la aviación comercial.

Uno de los que lo ha notado es The Golden Wheels, transportista oficial en España de la aerolínea. "Notamos muchos más pasajeros, sí", explica Ahmad Al Khatib Aiesh, dueño de la firma de limusinas con sede en la conurbación de Barcelona.

El directivo subraya que "Catar es una potencia regional en el ámbito económico": "Pero el atolladero en el que se ha metido es complicado. Económicamente está perjudicando de forma severa. Nosotros, especialistas en turismo y transporte, ya lo notamos", ha valorado.

Mazazo diplomático

Cabe recordar que doce países, incluyendo algunos de los vecinos de Catar (Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin), han cortado lazos diplomáticos con la pequeña monarquía hereditaria. Los Estados rivales aducen que el pequeño poder regional tiene claros lazos de financiación del terrorismo yihadista.

Además del impacto de la medida en el comercio y las inversiones, la drástica decisión ha dificultado la operativa de su aerolínea nacional, Qatar Airways. La compañía aérea alcanza ahora Europa mediante un complicado giro de sus aviones por Irán y Turquía y Grecia.