Menú Buscar
Gerardo Pisarello (i), primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, y Ada Colau (d), la alcaldesa de la ciudad en una imagen de archivo / CG

PwC se queda sin auditar las cuentas del Ayuntamiento de Barcelona

La firma no consigue hacerse con ninguno de los cuatro lotes con los que el Gobierno municipal dividió un contrato que mantenía desde 2012 valorado en unos 1,5 millones anuales

25.11.2016 17:03 h.
3 min

PricewaterhouseCoopers (PwC) se ha quedado este viernes sin la auditoría de las cuentas del Ayuntamiento de Barcelona, una concesión que explotaba desde 2012 junto a Gabinete Técnico de Auditoría y Consultoría y que le reportaba unos 1,5 millones de euros anuales que se repartían entre los socios de la unión temporal de empresas (UTE).

El gigante internacional no ha conseguido hacerse con ninguno de los cuatro lotes en los que el Gobierno municipal de BComú y el PSC dividieron la licitación para revisar las cuentas públicas. El primer teniente de alcalde de la capital catalana, Gerardo Pisarello (BComú), ha defendido que este modelo “debe servir para diversificar proveedores, mejorar la concurrencia y acabar con monopolio o oligopolios injustificables e indeseables”, algo que considera que pasaba hasta la fecha con los servicios de PwC y Gabinete Técnico de Auditoría y Consultoría.

Grandes corporaciones en la auditoría

Con todo, no son precisamente pymes barcelonesas que se han hecho con el contrato. Gabinete Técnico de Auditoría y Consultoría mantiene el control de los consorcios, fundaciones y asociaciones municipales, un contrato de 163.688,80 euros con el IVA incluido. Es el segundo más bajo de este nuevo modelo de licitación, superado por los 108.028,80 euros que recibirá la UTE conformada por Auren y Uniaudit para fiscalizar los organismos autónomos municipales.

Faura-Casas se lleva la parte del león de la concesión. Cobrará 437.874,80 euros por auditar las entidades públicas empresariales y las sociedades municipales con una participación mayoritaria del consistorio.

Rebaja del 35%

El último lote del concurso, el control del Ayuntamiento de Barcelona y consolidado del grupo, además de ofrecer el apoyo a la Intervención General en el ejercicio del control financiero respeto de subvenciones y concesiones administrativas se lo queda la multinacional Ernst & Young por 240.331,97 euros.

El equipo de Gobierno saca pecho de que, en relación al precio de salida, la contratación de las auditorías entre los ejercicios 2016 y 2017 se han adjudicado por 949.900 euros. “Supone una rebaja de precio del 35%” si se compara con la licitación anterior, indica en un comunicado. 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información