Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fotomontaje con Musk, Bezos y Zuckerberg con la guerra de Ucarina y Putin de fondo / CG

Putin arrasa a los más ricos: pierden el equivalente al 14% del PIB español

Las grandes fortunas mundiales ven menguado en 155.000 millones el volumen de sus carteras ante la huida de los inversores a causa de la invasión de Ucrania por el ejército ruso

7 min

Dos años después de la irrupción del coronavirus, el mundo padece una nueva pandemia capaz de poner patas arriba todo orden establecido. Como aquel primer Covid-19, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha provocado el pánico en los mercados financieros con la firme invasión militar de Ucrania de la que, apenas una semana después, las grandes fortunas mundiales están pagando una desorbitada factura, que se va por encima de los 155.000 millones de euros.

Este es el recorte conjunto que han sufrido los patrimonios de las personas más ricas del planeta, víctimas de la incertidumbre generada por una guerra en territorio europeo en pleno siglo XXI, algo que pocos eran ya capaces de esperar.

Desafío a los más resilientes

Una riqueza que, lejos de ser distribuida, ha sido destruida, arrasada como los territorios ucranianos al paso del ejército ruso. Cuya suma se ha desplomado algo más de un 12%, sobre todo por la penalización que ha sufrido las grandes empresas ante un posible cambio en ritmo de la recuperación económica tras el fuerte impacto del coronavirus.

Ha sido precisamente esos gigantes tecnológicos que parecían indestructibles en los peores tiempos de la pandemia los que más han padecido en este caso el efecto de la alteración del orden mundial. Y también, las imprevisibles consecuencias de las sanciones que la comunidad internacional ha empezado a aplicar a Rusia, que se han traducido de forma inmediata en un encarecimiento fulgurante de los precios de la energía.

El Nasdaq, patas arriba

No en vano, el Nasdaq, el mercado en el que cotizan los gigantes tecnológicos que dominan el mundo y ya extienden sus garras a ámbitos como el financiero, es uno de los que peor comportamiento exhibe desde que comenzó 2022, con retrocesos acumulados de próximos al 13%.

No es para nada casual esa coincidencia de cifras; la gran mayoría de las fortunas más onerosas del planeta en la actualidad se han forjado en el universo tecnológico. Entre ellas la del indiscutible número uno desde hace más de un año, Elon Musk, fundador y primer accionista de Tesla. La ofensiva de Putin no le ha hecho perder ese primer puesto pero sí algo más de 44.000 millones de dólares en unas pocas semanas.

El hundimiento de Zuckerberg 

En términos absolutos, sólo ha habido un gran patrimonio que haya salido peor parado, aunque no sólo debido a la crisis generada por la guerra. Según la relación que actualiza día a día la agencia Bloomberg, el creador de la red Facebook y primer accionista de su matriz, Meta, Mark Zuckerberg, ha visto esfumarse un botín próximo a 47.000 millones de dólares, algo más de un 36% de todo su patrimonio.

Un caída que, de hecho, le ha sacado incluso de los diez primeros puestos de las mayores fortunas mundiales.

Un costoso podio

En lo que a porcentajes se refiere, tras Zuckerberg el más penalizado ha sido Bernard Arnault, único europeo entre las diez personas más adineradas del planeta, al que las tensiones del conflicto bélico han restado algo más de un 16% de su fortuna, que se traduce en más de 28.000 millones de dólares.

No obstante, el principal accionista del grupo de artículos de lujo LVMH se mantiene en la tercera posición del privilegiado ranking. Un puesto que, en su día llegó a ocupar el fundador y accionista mayoritario de Inditex, Amancio Ortega, aunque con un patrimonio muy inferior al cercano a los 150.000 millones de exhibe el archimillonario francés.

Ortega, fuera del 'top 20'

Sin embargo, no corren los mejores tiempos para el dueño de Zara. Inditex ha tenido en 2022 el peor inicio de año de su historia como empresa cotizada, lo que ha llevado a Ortega fuera de los 20 primeros puestos de la clasificación. Bloomberg calcula que su fortuna se ha depreciado algo más de 13.500 millones de dólares.

Uno los aspectos que más está perjudicando a Inditex es su exposición​ a los mercados tanto ucraniano como, sobre todo, ruso. El valor ya venía tocado desde finales del pasado año debido a que el anuncio del relevo en la presidencia de Pablo Isla por Marta Ortega no terminó de ser bien recibido por los inversores. Las noticias en torno a la invasión de Ucrania han llegado en uno de los momentos más inoportunos.

Buffett, intocable

En medio de la oleada de depreciaciones de carteras, la excepción es, una vez más, Warren Buffett. Con sus 91 años cumplidos, el “oráculo de Omaha”, que acaba de publicar su tradicional carta a accionistas e inversores con motivo de la junta anual de Berkshire Hathaway, su conglomerado empresarial, es la única de las grandes fortunas mundiales que ha podido incrementar el valor de su patrimonio en estas semanas tan convulsas.

La diversificación de la cartera de inversiones ha salvado al veteranísimo empresario de una nueva sacudida en los mercados, como ya ocurrió con el provocado por el coronavirus. Precisamente, en la citada carta, publicada el pasado fin de semana, Buffett puso el acento en la importancia de los gestores y no dudó en revelar que es uno de los factores más determinantes, sino el que más, para tomar junto a su equipo las decisiones de inversión. Él es el vivo ejemplo.