Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una de las tiendas Punt Fresc, empresa que se encuentra en situación concursal / CG

70 trabajadores 'pillados' por la quiebra en Punt Fresc

El grupo de productos frescos no paga a decenas de empleados que echó cuando trataba de mantenerse a flote

3 min

Pesadilla en Punt Fresc. El grupo de fruterías, verdulerías y pescaderías no ha pagado a unos 70 trabajadores que tuvo que echar al quebrar en julio de 2016. Un año después, los empleados reclaman hasta 3.000 euros cada uno a la empresa, que sigue en situación concursal.

Preguntados por la cuestión, ni la sociedad ni la administración han querido arrojar más luz sobre el conflicto con el personal despedido.

Quien sí lo ha hecho es una portavoz de los trabajadores. "Entraron en concurso en julio e iniciaron un expediente de regulación de empleo poco después. Cerraron 17 tiendas y despidieron a unos 70 empleados", explica.

Impagos

Según la misma fuente, la empresa prometió abonar las nóminas de aquellos meses al personal que se fue a la calle. "No ocurrió. Hay gente a la que deben hasta 3.000 euros. A mí misma me adeudan 1.300 euros. Nos dijeron que nos pagaría el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), pero este ente sólo presta un dinero que después se debe devolver", recuerda.

"Recientemente, la empresa ha ganado liquidez. Ha alquilado la mitad de su nave en Mercabarna a Frutas Guzmán —extremo que ha confirmado el arrendatario— y ya paga a proveedores y emite facturas. Ello significa que está generando caja", ha agregado la exempleada.

"Si es así, podrían abonar lo que deben. Lo cierto es que no nos quieren ni ver. Se han olvidado de nosotros. El caso está en los tribunales", remacha.

"Se trabaja para aguantar la empresa"

El silencio de la familia Díaz, que cedió los libros de la empresa al juzgado, lo rompe el abogado que presentó la petición de concurso. "Se está trabajando para aguantar la empresa y que no vaya a liquidación", ha aclarado Alberto Fernández, socio director del Bufete Castilla.

"Aún no se ha tomado una decisión, pero es cierto que se están pagando los créditos contra la masa, lo que es un buen síntoma para la recuperación", ha abundado el letrado.

Cabe recordar que Punt Fresc entró en insolvencia en 2016 con un pasivo estimado de unos 13 millones. En el momento de entrar en administración tenía unas 50 tiendas y más de 160 empleados.

Destacadas en Business