Menú Buscar
Marc Puig, presidente ejecutivo del grupo Puig en una imagen de archivo / EFE

Puig suma una victoria judicial contra los imitadores de perfumes

La Audiencia Provincial de Alicante desestima íntegramente el recurso de apelación de Yodeyma Parfums

4 min

La multinacional de perfumes Puig ha informado este lunes que la Audiencia Provincial de Alicante ha desestimado íntegramente el recurso de apelación de Yodeyma Parfums. Con la sentencia dictada el pasado 2 de junio, la compañía zanja otro enfrentamiento con imitadores de perfumes.

En esta ocasión, con una empresa especializada en la distribución y comercialización en peluquerías e Internet de fragancias que imitan el olor de perfumes originales. El tribunal valenciano marca que no se trata de una simple equivalencia de olor.

Propiedad de las características olfativas

Resuelve el debate abierto sobre la propiedad de las características olfativas. Yodeyma se amparaba en el derecho de información al consumidor al usar en el suministro de su listado de equivalencias y en su página web referncias a “reputados perfumes de Puig como Carolina Herrera, Paco Rabanne, Nina Ricci y Jean Paul Gaultier, entre otras”.

La Audiencia Provincial afirma que no son términos simplemente descriptivos. Acepta que se trata de “marcas de fantasía” que las grandes firmas que comercializa Puig han construido alrededor de su nombre.

Yodeyma deberá pagar una indemnización

Por ello, concluye que el uso de Yodeyma de las “marcas de reputados perfumes de Puig en actos de ofrecimiento, distribución, comercialización y promoción de sus fragancias de equivalencia” va contra los nombres a los que hace referencia y resulta competencia desleal. Le acusa de publicidad ilícita y aprovechamiento de la reputación ajena.

Según los portavoces del gigante perfumero de la familia Puig, se trata de una “explotación parasitaria” de sus referencias. Recibirá una indemnización de la condenada cuya cifra no ha transcendido.

Nueva estrategia de comercialización

Yodeyma, además, deberá replantear su sistema de venta, publicidad, promoción u ofrecimiento. No podrá hacer ninguna referencia a productos del grupo Puig y deberá retirar del tráfico económico y destruir cualquier material publicitario o promocional que contenga dichas marcas, incluso de su página web.

También deberá “abstenerse de suministrar a los establecimientos minoristas o a cualquier tercero materiales, dípticos, listados o medios de identificación que contengan dichas marcas”. Por cualquier medio, incluido el “discurso comercial a sus clientes o potenciales clientes”.

Victorias judiciales anteriores

No es la primera ocasión en que los Puig paran los pies a los imitadores de perfumes. Ganó en septiembre a otra firma catalana, Saphir, también en la Audiencia de Alicante y en recurso de apelación; y en 2014 a los más potentes del sector, el grupo de franquicias Equivalenza.

La irrupción de estas compañías hizo daño a la facturación de la multinacional en un momento de crisis, por lo que puso en marcha sus recursos judiciales para defender la propiedad intelectual de los perfumes que comercializa.

Puig, con sede en L'Hospitalet del Llobregat (Barcelona), ganó 155 millones en 2016, un avance del 23% si se compara con el ejercicio anterior. La facturación creció el 9% hasta los 1.790 millones. El gran objetivo del año en curso es llevar los ingresos hasta los 2.000 millones. 

Destacadas en Business