Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Trenes de alta velocidad de Renfe / EP

Pugna franco-italiana por hacerse con la alta velocidad en España

Ilsa entra en juego tras la inauguración de los viajes ‘low cost’ entre Barcelona y Madrid por parte de la filial de SNCF

4 min

La liberalización del transporte ferroviario de viajeros en España ha abierto una puerta a los grandes operadores europeos por hacerse con la mayor red del alta velocidad del continente. Sí antes del verano se anunciaba la entrada de la francesa Ouigo --filial de SNCF-- con trenes low cost entre Barcelona y Madrid, ahora lo hará Ilsa (Intermodalidad de Levante S.A.), participada en un 45% por la operadora pública italiana Trenitalia y el restante por el Operador Ferroviario de Levante, perteneciente a Air Nostrum.

Un tren estacionado durante la inauguración del primer trayecto de Ouigo este viernes en la Puerta de Atocha de Madrid, con dirección a la estación de Barcelona-Sants / ISABEL INFANTE - EUROPA PRESS
Un tren estacionado durante la inauguración del primer trayecto de Ouigo este viernes en la Puerta de Atocha de Madrid, con dirección a la estación de Barcelona-Sants / ISABEL INFANTE - EUROPA PRESS

La alianza hispanoitaliana responde a la idea de competir con Renfe en servicios de alta velocidad hacia la Comunidad Valenciana (de ahí la creación levantina de la sociedad). No obstante, tras la irrupción de Trenitalia en el capital de la compañía tras la liberalización ferroviaria en el país, se prevé que conecte las principales ciudades españolas.

Ilsa empieza las pruebas

Ilsa será la tercera compañía que operará en España líneas de alta velocidad, junto a Renfe y la francesa SNCF. El conglomerado de los accionistas de Air Nostrum y Trenitalia comenzará en los próximos días las pruebas de homologación con el objetivo de iniciar sus rutas comerciales durante el segundo semestre de 2022. El modelo elegido, denominado Frecciarossa 1000, es un tren interoperable en toda Europa de 200 metros de largo, capacidad para 467 pasajeros y con una velocidad máxima de hasta 360 kilómetros por hora.

Los nuevos trenes de alta velocidad con los que Ilsa comenzará a operar en España / ILSA
Los nuevos trenes de alta velocidad con los que Ilsa comenzará a operar en España / ILSA

La sociedad hispanoitaliana invertirá alrededor de 1.000 millones de euros para comprar a Hitachi-Bombardier 20 trenes con los que conectará, en una primera fase, Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Alicante, Córdoba y Málaga. Competirá así en el 35% de las frecuencias de alta velocidad en España, más allá de la preciada ruta entre la capital española y la catalana, en la que Ouigo ha arrebatado el monopolio a la operadora estatal para competir directamente con Avlo --la nueva low cost de Renfe--.

Renfe en Barcelona

Pero la liberalización del transporte ferroviario en España no solo traerá una competencia, que se prevé feroz, entre el operador estatal y los nuevos europeos. Con el previsible traspaso de Rodalies a la Generalitat, por parte del Gobierno, Renfe podría dejar de tener el monopolio en las redes de cercanías de las principales ciudades de Cataluña.

Un tren de Rodalies detenido en una estación / EP
Un tren de Rodalies detenido en una estación / EP

Ricard Font, hasta hace unos meses presidente de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), aseguró que el traspaso definitivo de cercanías podría implicar desbancar a Renfe como operador de las múltiples líneas en Cataluña. La empresa ferroviaria catalana realizó unos estudios para poder substituirla en la gestión de Rodalies, lo que se vio factible y que podría acabar en una pérdida paulatina de pasajeros de la que tradicionalmente ha tenido el monopolio en el transporte ferroviario en España.