Menú Buscar
La patronal andaluza, CEA, publica varios informes en los que se pone de manifiesto que los puertos deportivos de Andalucía impulsan el turismo náutico / CG

Los puertos deportivos de Andalucía impulsan el turismo náutico

La patronal CEA señala que solo Cataluña supera la actividad que se genera en las instalaciones de la comunidad

16.08.2018 14:29 h.
3 min

El turismo náutico ha incrementado de forma exponencial en los últimos años gracias a la actividad en playas y puertos deportivos de la región. Así lo indican diversos estudios que la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) ha publicado este agosto.

Explican que la mitad de compañías del sector realiza sus actividades en las playas de la región, mientras que el 20% lo hacen en los puntos de amarre. El 30% restante prestan sus servicios en embalses, pantanos y ríos. 

Impacto de la actividad empresarial

Los estudios también ponen de manifiesto que solo Cataluña supera en atraques en puertos deportivos a Andalucía, con el consiguiente impacto económico que se genera en la región. La actividad en el sur del país implica haber gestionado en 2015, el último ejercicio del que constan datos, el “16,7% de los 134.725 atraques existentes en España”. La cifra en Cataluña se eleva hasta el 22,7%.

La radiografía sectorial de la patronal también afecta a las empresas turísticas que se dedican a actividades náuticas. CEA indica que existen 358 compañías con esta ocupación, una cifra que se ha elevado en los últimos ejercicios. Todas ellas organizan propuestas para practicar kayak, submarinismo, kite-surf o surf, los deportes que más se practican en Andalucía.

Apoyo público

En clave política, la patronal pide a la Junta que tenga en cuenta el impacto de las actividades náuticas en la redacción del Plan General de Turismo Sostenible Horizonte 2020. Además de poner el acento en resaltar el Turismo de Puertos Deportivos como uno de los más reseñables dentro de la modalidad del kite-surf, el “deporte rey” en la región.

El empresariado andaluz considera que es evidente que el desarrollo de este sector sólo podrá tener lugar bajo un marco legal adecuado. Piden seguridad jurídica en las relaciones de los operadores con la Administración, con una nueva normativa sectorial.