Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Varias personas observan un crucero que hace escala en el Puerto de Barcelona / EFE

El Puerto de Barcelona ve "muy imposible" recibir cruceros en agosto

Mercè Conesa se muestra preocupada por la caída de tráficos durante la pandemia, incluído el de pasajeros

3 min

La presidenta del Puerto de Barcelona, Mercè Conesa, tiene pocas esperanzas en poder reactivar el tráfico de pasajeros en agosto debido a la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2. La responsable de una de las infraestructuras más importantes de la capital catalana, en una entrevista este viernes en Catalunya Ràdio, ha admitido que tienen “todo cancelado hasta julio y parece que en agosto será muy imposible que pueda haber cruceros”.

Desde el 13 de marzo se prohíbe la entrada a los puertos del Estado de barcos de pasaje procedentes de Italia y de cruceros de cualquier origen, mientras que la reclusión, por el momento, no permite tampoco viajar a las Islas Baleares. “Dudamos de que la actividad se pueda recuperar, aunque lo tendremos que hacer", adelanta.

Pasajeros

Conesa se ha mostrado muy preocupada por la caída de tráficos durante la pandemia, también del de pasajeros, que ha pasado de 100 a 0. Por ahora, se muestra a la espera de “la instrucción del Ministerio de Sanidad para establecer protocolos y empezar a regularizar la actividad de pasaje", afirma.

Distinto caso ha sido el del tráfico global que, pese a descender, ha mantenido su operativa al ser un servicio esencial. Aun así, el puerto registró una caída de todos los tráficos del 12% en abrill.

Mercancías

El sector del automóvil ha sido el que ha sufrido más las consecuencias del brote del Covid-19. La paralización de plantas como Seat o Nissan, además de otros fabricantes mundiales ha provocado que en abril se registrara una caída del 30,7% del tráfico en este ámbito.

Más leve ha sido el impacto en cuanto a los contenedores. En el citado mes, las importaciones descendieron un 7% y las exportaciones un 3,9%.

La presidenta del organismo señala que estas cifras se deben, sobre todo, a los efectos del SARS-CoV-2 en Asia, además de en España. En cambio, la parada productiva en Estados Unidos, apenas se ha notado. "Se verá en los próximos meses", avanza.

Cuentas

Sobre el impacto que estos datos puedan tener en la situación financiera del Puerto de Barcelona subraya que la intención es no cerrar con pérdidas, gracias a la tesorería. Pese a los datos de 2019, defiende que las cuentas están saneadas y solo tienen un 12% de endeudamiento, "lo que permite tener líneas de financiación abiertas para abordar las inversiones necesarias", matiza.

El Puerto de Barcelona cerró 2019 con cifras negativas para su negocio con una caída del 18% de su beneficio, con unos resultados de 44 millones de euros. Asimismo la cifra de negocio pasó de los 174 millones de 2018 a los 172 millones de euros el pasado año, un descenso del 0,6%.