Menú Buscar
Área de mercancías del Puerto de Barcelona / EFE

El puerto de Barcelona pierde un 18% de beneficios en 2019

El descenso de tráfico de mercancías y de la tasa de explotación son dos de los principales responsables de los malos datos registrados

4 min

El Puerto de Barcelona cierra el 2019 con cifras negativas para su negocio con una caída del 18% de su beneficio, con unos resultados de 44 millones de euros. Asimismo la cifra de negocio pasó de los 174 millones de 2018 a los 172 millones de euros el pasado año, un descenso del 0,6%.

El impacto más importante se registra en el resultado de explotación, con una caída de 22%, con tan sólo 40 millones frente a las 51 registrados en 2018. El flujo de caja también cae un 5% pasando de los 103 millones de euros a los 97 millones, aunque aseguran que les "permite afrontar con solvencia los retos de futuro y las necesidades inversoras". A ello cabe destacar el aumento de un 21% de las inversiones alcanzado los 60 millones de euros. Aun así, destaca el descenso del endeudamiento de un 9%.

Causas

El Puerto atribuye la caída a dos factores, en primer lugar, a la reducción del 10% de las tasas de mercancías, “una de las principales fuentes de ingresos”, aseguran.

Por otro lado, recuerdan que se han enfrentado un incremento de gastos no recurrentes, como el dragado del puerto, que supuso un coste de 4,3 millones; la provisión de más de cinco millones de euros para hacer frente al potencial riesgo de litigios; y el incremento en un 26% (1,3 millones de euros) de la aportación al Fondo de Compensación Interportuario, para atraer a emprendedores y “talento” en el sector logístico portuario.

Incertidumbres

La presidenta del Puerto de Barcelona, Mercè Conesa, justifica que se han visto afectados por un "cúmulo de incertidumbres" a nivel global. Alude a la desaceleración económica y a un descenso del comercio internacional para justificar los resultados.

Lo cierto es que el tráfico de mercancías experimentan un fuerte descenso. Los tránsitos caen 8%, especialmente importante es la reducción del 3,2% de contenedores de sólidos a granel y automóviles. Mientras, los contenedores de exportación e importación tienen un pequeño retroceso del 1%.

Mercancias y cruceros

El sector del automóvil es donde se dejan ver los mayores resultados negativos de transporte de mercancías. Con un descenso del tráfico del 17% y de las exportaciones un 3%, 2019 se convierte en su segundo año consecutivo en negativo. En cambio las importaciones crecen un 0,1%, respecto al año anterior.

Los sólidos a granel también se han visto afectados por la bajada de exportaciones de cemento y se quedan en los 4,1 millones de toneladas transportadas. Mejores datos aportan los líquidos a granel, que alcanza el mejor dato histórico en Puerto de Barcelona y alcanzan los 16,1 millones de toneladas, con un crecimiento del 5,3% respecto a 2018.

Por lo que respecta a los cruceros, han podido salvar los malos datos que estaban registrando en los diez primeros meses del año, y 2019 se cierra con un incremento del 3,2% de cruceristas, alcanzando los 4,6 millones. Las cifras se alejan mucho de los niveles alcanzados en 2018 cuando el Puerto de Barcelona registró una subida del 12,2%.

Mercados

Asia se mantiene como el principal continente de origen y destino de los contenedores que canaliza el Puerto. Acumula el 42% de las exportaciones y el 75% de las importaciones. En cuanto a países, China se consolida como el principal socio comercial, ya que recibe el 11% de los contenedores de exportación y es el origen del 42% de las importaciones.

Asimismo, hay países con un mayor nivel de dinamismo en sus intercambios con la infraestructura de Barcelona como Egipto, que crece un 11,1%; Turquía, con un aumento del 10,5% del tráfico o Arabia Saudita, con un 9,6% más.